¿Cómo funciona la tarifa plana de autónomos?

02 enero
597
¿Cómo funciona la tarifa plana de autónomos?
/ 1 voto

La introducción de la tarifa plana para autónomos no es una novedad, puesto que lleva activa varios años. Sin embargo, ha ido experimentando diferentes modificaciones teniendo en cuenta tanto el periodo de vigencia como las variaciones en el abono de las cuotas.

El pasado octubre de 2017 el Senado ratificó la Ley de Autónomos, que incluía medidas que entraban en vigor tanto en el mismo año como en este recién estrenado 2018, concretamente ayer, día 1 de enero.


¿Qué novedades incorpora la tarifa plana 2018?


Una de las medidas estrella es, sin duda, la ampliación de la tarifa plana de 6 meses a 1 año, Esta medida pretende impulsar el número de altas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y se aplicará tanto para nuevas altas como para autónomos que no lo hayan sido en los últimos dos años.

Esto supone una reducción de tres años con respecto de 2017. Si no se cumpliese esta condición, los emprendedores podrán solicitar de nuevo esta tarifa plana si desean volver a montar un negocio y ha transcurrido un periodo de tres años desde la última vez que la solicitó.

La medida, que le ha costado a las Arcas públicas 600 millones de euros, está pensada especialmente para todos aquellos que tienen pensado iniciar su carrera como emprendedores durante este recién estrenado 2018 y que cotizarán por la base mínima hasta la consolación del negocio.

La realidad es que en España el 80% de los autónomos cotiza por la base mínima, independientemente de su veteranía. Esta renovada tarifa plana de autónomos afecta tanto a los que opten por la cotización mínima como para los que aboguen por cotizaciones superiores, aunque la bonificación difiere.

¿Cómo varían las cuotas?

El pago fijo de 50 euros durante los primeros 12 meses implica más de 2.700 euros de ahorro durante el primer año, si tenemos en cuenta que la cuota de autónomos sin la aplicación de tarifa plana correspondería a 275 euros al mes.

Gracias a esta reducción, los autónomos deberán abonar 600 euros en el primer año en vez de los 3.300 que les supondría considerando la cuota base regular.

Durante el segundo año de actividad, la bonificación se reduce al 50% de la cuota durante el primer trimestre, quedando en 137.92 euros al mes. A partir del tercer trimestre la reducción alcanza el 30%, quedándose en 192.79 euros la cantidad que el autónomo debe abonar al mes.

Por lo tanto, el segundo año deberá abonarse un importe total de 2148.87 euros al año, que supone un ahorro de 1151.13 euros con respecto de la tarifa regular.

¿Qué sucede con los emprendedores que optan por una cotización superior?

En este caso, no se aplica la cuota reducida de 50 euros sino un 80% de reducción sobre la base mínima durante todo el primer año. En un supuesto de base de cotización de 2000 euros, se deberá abonar un importe de 378 euros mensuales, lo que supone un gasto anual de 5.536 euros.

Sin esta bonificación, el importe mensual se elevaría a 598 euros y el anual a 7.176 euros.

¿Cómo puedo solicitar la tarifa plana para autónomos?

Para poder acogerte a la tarifa plana, debes darte de alta en Hacienda mediante los modelos 036 y 037. Una vez presentados, tendrás 30 días para presentar el modelo TA0521 en alguna de las administraciones de la Seguridad Social para poder darte de alta en el RETA.

Si dispones de certificado digital o de cl@ve/usuario + contraseña podrás acceder a los servicios de alta o baja de la Sede Electrónica.




Los costes de ser autónomo

Los costes de ser autónomo

Si ya eres autónomo o estás valorando la opción de serlo este ebook te ayudará a conocer cuáles son los costes económicos y emocionales.

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.