Principales características que debe reunir un plan de empresa

16 noviembre
1146
Principales características que debe reunir un plan de empresa
/ 1 voto

Para llevar a buen término cualquier idea, resulta primordial que, en todo momento, es decir, desde los primeros pasos hasta los últimos, pasando por los intermedios, tengas muy claro lo que quieres conseguir. Una frase típica que nuestros padres nos han dicho hasta la saciedad es que apuntemos todo lo que tenemos que hacer, para que así, no nos apartemos del camino. Y, realmente, tienen razón, si tus objetivos aparecen reflejados en un documento, te será más fácil organizar tu tiempo para llegar a todo.

Pues bien, el plan de empresa de tu negocio bebe directamente de la esencia de la enseñanza familiar del pasado párrafo, aunque, como es evidente, con una serie de particularidades, que te detallamos en este artículo.


Entonces, ¿qué es un plan de empresa?


Se trata de una herramienta fundamental específicamente creada para tres momentos importantísimos de tu negocio: la puesta en marcha, la expansión y, también, si atraviesas situaciones de crisis o estancamiento, para encauzar la actividad de tu PYME.

Asimismo, en tu plan de empresa deberás identificar, describir y analizar la conveniencia de crear tu negocio, en base a tu idea, estudiar la viabilidad económica, financiera y técnica y, dejar constancia de todas aquellas tácticas para que esa conveniencia u oportunidad de negocio se transforme en un proyecto preciso.

Por tanto, un plan de empresa es un documento donde describes tu proyecto y explicas cómo hacerlo realidad a partir de una serie de variables (escenario, elementos diferenciadores, competencia...), previamente analizadas. Además, tiene otro cometido fundamental, el de carta de presentación para captar financiación o colaboraciones puntuales.


Los puntos esenciales que debe contener tu plan de empresa


Un plan de empresa puede asemejarse, por forma e intención, a un curriculum vitae, puesto que, aunque también sea un documento para ti, en algún momento, deberás emplearlo como una carta de presentación para inversores. Por ello, además de contar con una información precisa, real y pormenorizada, deberás estructurarla de tal manera que la lectura resulte atractiva. Asimismo, nunca está de más la inclusión de imágenes, gráficos o esquemas. Tras estos breves apuntes y sin más dilaciones, pasamos a enumerar los rasgos principales de todo plan de empresa:


    • Presentación de tu idea y el negocio con el que la llevarás a cabo. En este apartado, explicarás en qué consisten tanto tu idea de negocio como la empresa para ponerla en marcha y las ventajas competitivas de tu producto o servicio.

    • Descripción de los promotores. Aquí deberás incluir el currículum de tus socios, destacando de los mismos aquellas competencias relacionadas con la actividad del negocio que quieres emprender.

    • Análisis DAFO, es decir, un estudio sobre las debilidades y fortalezas de tu empresa, relacionadas con las oportunidades y amenazas que encara, según el mercado, el entorno, la competencia o el comportamiento de los consumidores. Además, deberás incorporar todas las estrategias para poner solución a los problemas y alcanzar tus objetivos.

    • Forma jurídica de tu negocio y justificación de dicha elección. Según la forma jurídica que escojas, tu empresa tendrá una u otra organización.

    • Análisis de mercado de tu sector y de tu público potencial según el ámbito geográfico en el que te muevas.

    • Organización interna. Todo lo que necesitarás para producir tu bien o servicio.

    • Plan de comercialización y marketing, tanto empresarial como comunicacional o, lo que es lo mismo, tu estrategia comercial según las cuatro pes: precio, promoción, producto y punto de comercialización.

    • Análisis económico y financiero para demostrar la viabilidad de tu PYME. El mismo título lo dice todo. Por tanto, solo nos queda añadir que este análisis debe ofrecer un balance realista.

    • Financiación, en el sentido de dejar claro de dónde procederá, cómo será devuelto y las condiciones del mercado.

    • Pasos a seguir. Resulta recomendable que realices una agenda de todos los trámites a seguir para constituir y poner en marcha tu negocio.

    • Anexos. Aquí incluirás todos aquellos documentos que creas pertinente aportar, pero que no tienen cabida en ninguno de los puntos anteriores.

Los costes de ser autónomo

Los costes de ser autónomo

Si ya eres autónomo o estás valorando la opción de serlo este ebook te ayudará a conocer cuáles son los costes económicos y emocionales.

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.