Qué es una base de datos relacional

20 febrero
1211
Qué es una base de datos relacional
/ 2 votos

Las bases de datos son una potente herramienta para todo tipo de empresas. Permiten tener toda la información de clientes o potenciales clientes almacenada y, a la vez, permiten segmentarla y filtrarla para localizar en todo momento los datos necesarios.

Una base de datos es un conjunto de datos organizados. Si además la base de datos cumple con el modelo relacional, estaremos hablando de una base de datos relacional. Este modelo se basa en las relaciones que los datos tienen entre sí, por lo que no se tiene en cuenta el orden de almacenamiento, a diferencia de un modelo jerárquico. Por este motivo, las bases de datos relacionales son más fáciles de utilizar y entender de forma intuitiva por el público general, sin necesidad de ser un experto en gestión de datos.

Una base de datos relacional es, a grandes rasgos, una tabla o un conjunto de tablas con varias columnas y filas; y en cada fila podemos visualizar una sola entidad. En una base relacional, cada entidad debe poseer al menos un atributo único en la tabla, que será denominado clave primaria. Por ejemplo, si tenemos una base de datos de empresas, el CIF de la empresa sería el atributo único o clave primaria, mientras que el resto de datos (código postal, teléfono, localidad…) puede diferir o coincidir.

Las bases de datos relacionales consiguen evitar la duplicidad de registros y garantizan la integridad referencial, de modo que si eliminamos uno de los registros, la integridad de los registros restantes no se verá afectada, ya que sólo se eliminará el registro marcado y los que dependan de este. Dicho de otra manera, las bases de datos relacionales están diseñadas de forma que en cada tabla no haya información duplicada (o esta sea muy poca) y están relacionadas entre ellas por claves para que se pueda acceder a toda la información fácilmente, y también recuperarla en cualquier momento.

Por esta misma razón, las bases de datos relacionales son más robustas y menos vulnerables ante los fallos, cumpliendo con lo que en informática se denomina ACID, es decir, atomicidad, consistencia, aislamiento y durabilidad.

¿Cómo construir una base de datos de empresas?

El primer paso para construir una buena base de datos es, por descontado, nutrirla con información. Conseguir una buena base de datos, con información fidedigna, es un principio básico para obtener los mejores resultados.

Por ejemplo, si eres una Pyme necesitarás datos como el código postal, la dirección completa o la dirección de email para conseguir un contacto rápido y directo con el cliente potencial. Además, debes dotar a tu base con una estructura óptima que te permita segmentarla para encontrar lo que buscas.

Para no perder el tiempo con intentos de contactos infructuosos, de empresas que puede que ya no existan, es necesario que la base de datos se mantenga siempre actualizada. De hecho, se calcula que la vida útil promedio de los datos es de entre 20 y 23 meses, por lo que la base de datos debería ser revisada frecuentemente.

También debes tener en cuenta las obligaciones del Reglamento General de Protección de Datos, ofreciendo la opción de darse de baja de la base de datos a todo aquel que lo desee, entre otros requisitos.

Si no tienen la capacidad de asumir la carga de trabajo que comporta crear una base de datos o quieres enriquecer la tuya, siempre puedes recurrir a una base de datos externa que te permita emprender diferentes acciones de marketing directo o de ventas de forma fácil y rápida.


Base de datos de empresas

En PA DIGITAL te asesoramos y ponemos en tus manos la Base de Datos de Empresas más completa del país.

/ 2 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.