8 políticas de retención de talento

14 junio
1276
8 políticas de retención de talento
/ 6 votos

Contar con trabajadores comprometidos y eficientes debería ser una de las principales máximas de cualquier empresa. Al fin y al cabo, la base de cualquier negocio está conformada por capital humano y de éste depende en gran medida el éxito o fracaso en el mundo empresarial.

La crisis económica de proporciones históricas que estamos atravesando ha influido, sin duda, en la estabilidad laboral. Por un lado, muchas empresas han tenido que modificar las condiciones laborales y, por otro, muchos trabajadores se han visto forzados a mantener un empleo en el que no se encontraban a gusto.

Sin embargo, y como ya hemos mencionado, un capital humano cualificado y motivado es crucial si queremos hacer crecer nuestro negocio. Imaginemos que lo tenemos, ahora es igualmente importante saber evitar que abandone nuestro proyecto.

Al contrario de lo que pueda creerse, la retribución económica no es determinante en todos los casos. Obviamente, es importante e influye, pero en absoluto supone el único factor por el que un trabajador decida irse o quedarse. Por ello, hoy te recomendamos ocho políticas para evitar la fuga de talentos y promover que tus empleados estén encantados.

¿Qué medidas de retención de talento podemos instaurar?

  1. Crea una identidad de marca. Para ello, debes fomentar una cultura organizacional que se diferencie del resto y que alinee su imagen interna con la externa. Los valores y objetivos deben ser comunes y que deriven en un único sentido de pertenencia. A mayor cohesión de estos elementos, mayor sentido del compromiso.
  2. El clima laboral, factor determinante. La mayoría de los trabajadores desean aunar en su lugar de trabajo la posibilidad de lograr sus objetivos profesionales con la construcción de nuevas relaciones sociales. Tu empresa debe ser como una extensión de una “pequeña familia”. Al fin y al cabo, en el lugar de trabajo se emplean muchas horas cada día, por lo que es vital propiciar un buen ambiente de trabajo. Un trabajador que respete y sea respetado por sus compañeros tiene muchas más posibilidades de quedarse.
  3. Evita el estancamiento laboral. Se ha demostrado que este factor es uno de los que más influyen en la rotación laboral. Por ello, es muy importante que el trabajador sepa que podrá tener nuevas y mayores responsabilidades gracias a sus propios méritos.
  4. Incentiva de manera personalizada. Los incentivos salariales son muy importantes, pero no todos los trabajadores se encuentran en las mismas condiciones. Lo ideal sería personalizar estos incentivos, de acuerdo a sus preferencias o necesidades. Por supuesto, no olvides el reconocimiento verbal al buen trabajo, puesto que reforzará la motivación y autoestima de tus trabajadores a la par que mejorará las relaciones laborales.
  5. Implanta políticas de mejora de condiciones laborales. Hoy en día, conciliar vida laboral y familiar resulta una ardua tarea para muchos trabajadores. Medidas como la flexibilidad horaria, posibilidad de trabajar desde casa o implantación de guarderías o apoyo escolar sin duda se contemplarán como muy positivas. Los trabajadores percibirán un esfuerzo por mantenerlos y lo compensarán con un mayor grado de compromiso.
  6. Fomenta la comunicación personal y grupal. Este aspecto es muy relevante, sobre todo si estamos hablando de pymes. Un trabajador se sentirá mucho más integrado y vinculado con la empresa si percibe que sus ideas son tomadas en consideración. Como consecuencia, se implicará más y aportará más ideas. De la misma forma, llevar a cabo un brainstorming o tormenta de ideas ayudará a mejorar el ambiente laboral a la vez que generará ideas más creativas y trabajadas.
  7. Crea y asigna proyectos. A raíz de estas ideas y de sus capacidades, crea proyectos asignados a uno o varios trabajadores. Un empleado se comprometerá mucho más con un proyecto que ha cultivado él o ella mismo/a que con uno impuesto.
  8. No te olvides de la formación. Una constante formación beneficiará tanto al trabajador como individuo como a la empresa como organización. Mantente al día en cursos y eventos e incentiva la participación en ellos. Romper la monotonía mientras se adquieren conocimientos siempre es una fórmula efectiva.
Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Un contrato laboral es un documento donde se refleja el acuerdo entre la empresa y el trabajador y en el que se fijan una serie de servicios prestados

/ 6 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.