9 formas de motivar a los empleados

10 julio
1679
9 formas de motivar a los empleados
/ 14 votos

Es obvio que todo trabajador busca una remuneración justa acorde con su puesto de trabajo. Por supuesto que, en esencia, el salario representa la base de la motivación laboral, pero resulta mucho menos determinante que otros factores.

Según una encuesta realizada a más de 2.100 personas por el portal Trabajando.com y la red de universidades Universia, un 94% de los trabajadores antepone desarrollar sus tareas en un buen ambiente laboral a cobrar más dinero. Además, un 53% de los encuestados no sitúa el dinero como la principal fuente de motivación.

Hay muchos otros factores que pueden influir en el ánimo y, por ende, la motivación y la productividad de los empleados. Si quieres construir y mantener un equipo de trabajo feliz y eficiente, ten en cuenta estas pautas.

Claves para la motivación de tus empleados

1. Asegúrate de que el puesto de trabajo es adecuado

Es igual de catastrófico contar con alguien que no está lo suficientemente preparado para un puesto de responsabilidad como con alguien que sí lo está y realiza tareas demasiado simples. Valora la iniciativa de cada uno de ellos y adecúa los puestos de trabajo en función.

2. Proporciona las herramientas necesarias

Hoy en día un buen ordenador es prácticamente imprescindible en cualquier puesto de trabajo, al igual que material de oficina como sillas cómodas que respeten la postura de cada trabajador. Invertir en estos aspectos, aunque requiera de un presupuesto algo más elevado, es una apuesta segura. Al fin y al cabo, tus trabajadores van a emplear muchas horas en la oficina, por lo que unas mejores condiciones elevarán su motivación y productividad.

3. No descuides la formación

Vivimos en una época en la que todo se encuentra en constante cambio y evolución. Si quieres que tu empresa evolucione al mismo ritmo necesitas asegurar una formación constante de tus trabajadores.

Fomentar la asistencia a seminarios, cursos presenciales u online, ferias o conferencias aumentará tanto los conocimientos como la motivación, ya que el trabajador se sentirá valorado y reforzado profesionalmente.

4.Fomenta la comunicación tanto individual como grupal

Es conveniente que, cada cierto tiempo, se convoquen reuniones tanto individuales como grupales, (por ejemplo, agrupadas por departamentos) con el objetivo de conocer la evolución del trabajo, detectar errores, quejas, posibles situaciones de conflicto y buscar soluciones.

5. Valora su esfuerzo

Todo ser humano necesita algún gesto de aprobación o valoración. Valora todo el esfuerzo que hayan podido realizar todos y cada uno de tus trabajadores y recompénsales por ello, aunque sea verbalmente. En ocasiones, unas palabras bonitas son más necesarias que una bonificación material.

6.Otorga autonomía

Es normal que sientas la necesidad de tener todo bajo control, pero cuidado con los excesos. Pedirles reportes diarios o rondar constantemente su puesto de trabajo puede provocar que se sientan presionados y reduzcan drásticamente sus ganas de trabajar. Deja claro qué es lo que deben hacer y en qué plazos y valora los resultados después.

7. Deja espacio para el ocio y la diversión

Un buen clima laboral precisa de momentos de entretenimiento. Organizar de vez en cuando alguna salida del trabajo para realizar actividades deportivas o comida de empresa en las que no se hable de trabajo fortalecerá los vínculos.

8. Sé flexible en las condiciones

Cada trabajador dispone de unas necesidades particulares. Si confías en tu equipo, permíteles ciertas licencias si así lo requieren. Por ejemplo, dar permiso para trabajar desde casa ocasionalmente les permitirá conciliar vida familiar y laboral y aumentará su motivación.

9. La comprensión es fundamental

Una de los mayores miedos de todo trabajador es perder su puesto de trabajo, debido a la crisis que ha promovido altas tasas de rotación laboral. Si valoras a tus empleados, y notas que alguno ha bajado su rendimiento, presta atención. Puede que esté atravesando una situación personal difícil y necesite reforzar la confianza. Una actitud cercana y comprensiva tiene muchas más papeletas para volver a elevar su motivación y productividad.

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Un contrato laboral es un documento donde se refleja el acuerdo entre la empresa y el trabajador y en el que se fijan una serie de servicios prestados

/ 14 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.