Ideas para facilitar la evaluación del desempeño laboral

14 febrero
2173
Ideas para facilitar la evaluación del desempeño laboral
/ 4 votos

Evaluar el desempeño de los empleados es una acción necesaria de cara a la consecución de varios objetivos. Por un lado, para mejorar la motivación y la productividad de los trabajadores y, por otro, que surge asimismo como consecuencia directa, para saber si los objetivos empresariales se están cumpliendo o no y determinar las causas.

No hay un método fijo común para todas las empresas, ya que éste puede variar en función del tamaño del negocio y de la centralización del mismo. En empresas más grandes, que cuenten con departamento de Recursos Humanos, suele corresponder a dicho departamento la evaluación.

Sin embargo, en empresas de menor tamaño, es más común que esta responsabilidad corresponda a los superiores directos o, en algunos casos, a los propios empleados que lleven a cabo autoevaluaciones. Gracias a la introducción del coaching, también es habitual que participe una figura externa o que todos los trabajadores realicen una evaluación de todos los miembros del equipo.

Sea como fuere, lo que sí debería ser común para toda compañía es la elaboración de un plan de evaluación para unificar y agilizar el proceso. Puede ser que, si el equipo es pequeño, se piense que no tiene por qué ser necesario. Sin embargo, cualquier cambio en la plantilla, sea alta o baja, puede modificar el ambiente laboral, evidenciando la necesidad de un medio unificador.


¿Qué puede aportar un plan de evaluación?

  • Determina y clarifica las funciones específicas de cada trabajador y las tareas prioritarias
  • Mejora la motivación y rendimiento individual
  • Incrementa la productividad de la empresa
  • Proporciona una visión objetiva a través de críticas constructivas sobre lo que se hace correctamente, impulsando el reconocimiento, y lo que puede o debe mejorarse.
  • Fomenta la comunicación abierta, bidireccional y cara a cara entre los trabajadores y los superiores.


Cómo elaborar un plan de evaluación del desempeño de tus empleados paso a paso

A pesar de que no hay nada escrito, se recomienda realizar evaluaciones al menos una vez al año, lo que no impide que, dependiendo de la organización propia de cada empresa, se contemplen evaluaciones mensuales o trimestrales.


1) Define objetivos medibles

Para ello, es necesario que los objetivos del negocio estén claros y los puestos definidos, lo que debe estar recogido en elplan de empresa. Una vez esto esté claro, es conveniente reunirse con los empleados que estén directamente bajo tu cargo y explicarles punto por punto las funciones de su puesto, los objetivos que se pretenden alcanzar y cómo vas a medirlo.


2) Identifica conductas y comportamientos

Este punto puede ser un tanto subjetivo, ya que tenemos que tener en cuenta las conductas habituales y no momentos puntuales, siempre dependiendo de las circunstancias. Entre otros aspectos, conviene destacar:

  • Proactividad y actitud predispuesta
  • Empatía
  • Solidaridad con los compañeros: se esfuerza en conocer las opiniones y las necesidades de los demás
  • Aporta feedback o comentarios constructivos al equipo sobre sus tareas
  • Observación del entorno


3) Realiza un seguimiento

Los responsables de equipo deben conocer exactamente las tareas que deben desempeñar sus subordinados y las que realmente hacen y proporcionar apoyo, tanto de carga laboral como personal.

Por ejemplo, si a lo largo de una semana un trabajador baja su rendimiento y se le nota apático, es conveniente hablar con él o ella para clarificar las cosas y tratar de corregir la situación. Esto puede deberse a una carga de trabajo puntual, habitual (sin que se haya detectado) o bien un asunto personal que puede tener fácil solución con una conversación.


4) Evalúa

Evaluar no consiste simplemente en valorar el propio desempeño, sino revisar lo que se ha hecho tanto bien como lo que se puede mejorar, siempre bajo un espíritu constructivo. Para evaluar, una opción es establecer un puntaje o calificación mínima, que debe ser conocida por todos los trabajadores, al igual que la forma de calcularla.


5) Reconoce

En esta fase es donde se debe otorgar los incrementos salariales, bonus o recompensas. Es importante que el reconocimiento sea tanto tangible como intangible para reforzar la confianza y la motivación.

En ocasiones, un simple "buen trabajo" o "sigue así" puede ser tremendamente positivo tanto para el ambiente laboral como para la autoestima individual. Por supuesto, además, los bonus como los incentivos económicos deben fijarse en función de las necesidades y preferencias de los trabajadores.






Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Un contrato laboral es un documento donde se refleja el acuerdo entre la empresa y el trabajador y en el que se fijan una serie de servicios prestados

/ 4 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.