La importancia de la comunicación interna en la empresa

06 agosto
244
La importancia de la comunicación interna en la empresa
/ 1 voto

La comunicación interna es una de las mejores herramientas de las que dispone una empresa para vertebrar su estrategia. La comunicación interna, tanto en el plano horizontal como en el vertical, es esencial para que todos los miembros que la componen sepan cuál es la visión de la empresa, su misión y sus objetivos.

La comunicación interna también es clave para mantener un buen ambiente laboral. La falta de comunicación crea malentendidos y situaciones de desconcierto que repercuten negativamente en los empleados, pudiendo provocar estrés o inseguridad, algo que puede acabar desembocando en una bajada de la productividad o en la mayor rotación de personal y, por lo tanto, en la pérdida de talento humano dentro de la compañía.

Para que esto no pase, cabe asegurarse de que los canales de divulgación internos funcionan correctamente. Tener una buena política de recursos humanos es una buena manera de retener el talento, mantener la motivación y la fidelidad entre tus empleados; pero si no se comunica de la forma correcta y el capital humano no llega a conocerla, no servirá de nada.

Siete recursos para asegurar una buena comunicación interna


  1. Crea un manual de bienvenida: Los nuevos empleados agradecerán tener una herramienta a la que recurrir a la hora de consultar las dudas frecuentes. Les dará seguridad y les hará ver que todos los empleados de la empresa cuentan con los mismos derechos. Este manual debe repartirse también entre los trabajadores más antiguos y debe incluir la misión, política, objetivos y valores de la empresa, además de un organigrama de orientación y una lista con los procedimientos básicos, las normas internas o el convenio propio, si se tuviese.
  2. Pon un buzón de sugerencias: La comunicación interna no es efectiva si sólo funciona en una dirección. Para que esto no suceda, establece un buzón de sugerencias para que los empleados puedan hacer llegar a la dirección los problemas con los que se encuentran en el día a día y puedan aportar sus ideas para mejorar. También sería conveniente que, si el volumen de sugerencias lo permite, se dé respuesta a estas, comunicando en la intranet de la empresa las decisiones que se han tomado al respecto.
  3. Abre nuevos canales de comunicación: Desde el tradicional tablero de anuncios –que aunque pueda parecer desfasado, es una forma muy efectiva y visual de transmitir información-, hasta circulares, newsletters, revistas internas corporativas… De esta forma, los trabajadores estarán al día de las novedades de la empresa y podrán implicarse en actividades que fomentarán el sentimiento de pertenencia.
  4. No olvides las reuniones: Las reuniones cara a cara son esenciales para cohesionar equipos y que los diferentes departamentos se conozcan y aprendan a trabajar juntos. Sin embargo, convócalas cuando sean necesarias, porque abusar de este recurso hará que los empleados tengan la sensación de perder el tiempo.
  5. No te olvides de lo multimedia: La creación de contenido audiovisual es una buena estrategia para comunicar procedimientos o nuevas normativas de una forma atractiva y rápida. Es más probable que los empleados visualicen un vídeo explicativo de unos minutos que el hecho de que realmente se lean una circular de varias páginas.
  6. Reconoce los éxitos: Muchos empleados abandonan las compañías por falta de reconocimiento. Comunicar a los empleados la satisfacción con el trabajo diario, el cumplimiento de los objetivos o felicitarlos por un gran logro los estimulará a trabajar mejor y evitará el abandono de mucho talento humano.
  7. Organiza eventos fuera de la oficina: Las técnicas de team-building mejoran el compromiso, bienestar y satisfacción de los trabajadores. Escoge actividades que refuercen el sentimiento de pertenencia a un equipo, pero que sean divertidas y difieran de un día de trabajo normal en la oficina: acampadas, excursiones, juegos, deportes…


Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Un contrato laboral es un documento donde se refleja el acuerdo entre la empresa y el trabajador y en el que se fijan una serie de servicios prestados

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.