¿Qué es un contrato mercantil y para qué sirve?

01 abril
592
¿Qué es un contrato mercantil y para qué sirve?
/ 1 voto

El contrato mercantil es el que se firma entre una empresa y una persona para que esta preste sus servicios a cambio de una remuneración económica. Al contrario de lo que sucede cuando se contrata a un trabajador por cuenta ajena (o asalariado), el trabajador realiza su labor de manera totalmente independiente. Además existen otros tipos de contratación mercantil, como comprobarás en las siguientes líneas.

Aspectos principales de la contratación mercantil

Los siguientes puntos te ayudarán a tener claro qué es la contratación mercantil:

  • Alta. En el contrato mercantil el trabajador se da de alta en el Régimen Especial de Autónomo. En el caso del contrato laboral la empresa lo incorpora al Régimen General de la Seguridad Social.
  • Sujetos. El contrato mercantil es firmado por el trabajador autónomo y la empresa, el primero se compromete a realizar un trabajo concreto a cambio de cierta remuneración. En el contrato laboral las partes son las mismas, pero la relación es dependencia y subordinación.
  • Regulación. El contrato laboral está regido por la legislación laboral, el mercantil por la legislación mercantil y el código civil.
  • Lugar de trabajo. En el contrato laboral hay un lugar de trabajo determinado con un horario establecido, en el mercantil el autónomo decide dónde y cuándo trabaja.
  • Duración del contrato. El contrato mercantil suele tener una duración determinada, mientras que con el laboral puede ocurrir lo mismo o ser indefinido.
  • Cotización. En el contrato laboral la empresa paga las cotizaciones, el autónomo paga sus cuotas.
  • Hacienda. Tanto en el contrato laboral como en el mercantil hay que declarar el IRPF. El autónomo además tiene que declarar el IVA.
  • Indemnización por fin de contrato. Solo tienen derecho los trabajadores por cuenta ajena.

¿A quién beneficia la contratación mercantil?

En algunas ocasiones, las empresas utilizan el contrato mercantil para ahorrarse los gastos que supone contratar a un trabajador en plantilla. Se trata de un contrato que beneficia principalmente a la compañía, ya que solo tiene que pagar el sueldo del empleado.

En el caso del trabajador también puede verse beneficiado si se cumplen las bases de un contrato de este tipo. Es un trabajo más flexible, sin horarios, sin jefes y en el que teóricamente se puede ganar más dinero.

Sin embargo, en los últimos tiempos ha surgido una figura cada vez más presente en el mercado laboral, nos referimos al falso autónomo. Se trata de un trabajador que está dado de alta como autónomo, pero al que la empresa obliga a prestar los mismos servicios que a un trabajador dado de alta en el Régimen General de la Seguridad Social.

Es decir, tiene que sujetarse a un horario, pedir permiso para irse de vacaciones o incluso desarrollar su jornada de trabajo en las instalaciones de la compañía. Se trata de una situación fraudulenta que el trabajador tiene derecho a denunciar.

¿Qué tipos de contratos mercantiles existen?

A continuación, te mostramos los tipos de contratación mercantil que existen, como verás no todos tienen que ver con el mundo laboral:

  • Contratos de prestación de servicios. Es el que se suele firmar en el caso de un trabajador y una empresa, se establece que el primero realizará cierto trabajo para el segundo a cambio de una remuneración económica.
  • Contratos de colaboración. Una empresa contrata a un trabajador para que realice un trabajo concreto durante un tiempo. Por ejemplo, un periódico a un periodista.
  • Contratos de cambio. En este caso se intercambia un bien por otro o por un servicio. Por ejemplo, un contrato de compraventa, de suministro, de permuta, de transporte o por obra.
  • Contratos de préstamo y crédito. Se firma entre un banco y una empresa, o particular, al realizar el préstamo de una cantidad económica.
  • Contratos de garantía. En este caso se incluye una prenda, hipoteca o fianza.
  • Contratos de seguro. Una aseguradora cubre al asegurado ante ciertos riesgos.
  • Contratos de conservación o custodia. Se entrega cierto artículo o mercancía que hay que cuidar a cambio de una cantidad de dinero.

Está claro que existen diferentes tipos de contratos mercantiles, además de los que unen a un trabajador y a una empresa.

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Un contrato laboral es un documento donde se refleja el acuerdo entre la empresa y el trabajador y en el que se fijan una serie de servicios prestados

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.