Si tienes que despedir a un empleado, esta es la forma más humana de hacerlo

26 junio
936
Si tienes que despedir a un empleado, esta es la forma más humana de hacerlo
/ 2 votos

Si haces una encuesta entre responsables de Recursos Humanos o pequeños empresarios y preguntas qué es lo que peor llevan de su trabajo, una gran mayoría dirá que despedir a un empleado. Se trata de un momento duro para todos, también para el resto de la plantilla. Pero es posible minimizar el daño y actuar con tacto al hacerlo. En las siguientes líneas te mostramos una serie de consejos que te ayudarán a conseguirlo.

¿Qué debes tener en cuenta al despedir a un empleado?

Una empresa tiene como objetivo principal obtener beneficios. En ocasiones, para conseguirlo se tienen que tomar diferentes medidas, algunas muy duras. Es muy probable que la más costosa sea despedir a un empleado. Si tienes en cuenta estos consejos conseguirás que sea de la forma más humana posible:

    • Elige el día. Muchas empresas tienen la costumbre de despedir a los trabajadores los viernes. Lo hacen por varios motivos. Por ejemplo, para no pagar el fin de semana, para que el centro de trabajo esté vacío cuando acabe la reunión y para que el resto de la plantilla tenga el fin de semana para superar el impacto. Sobre todo si se trata de un trabajador que lleva muchos años en su puesto el despido puede dejar huella en el resto de los empleados. Busca el mejor momento para hacerlo, pero no pienses tanto en quienes se quedan en la compañía como en quien se va.
    • Despedirse de los compañeros. Hay algunas empresas que no permiten que sus trabajadores despedidos digan adiós al resto de sus compañeros cuando abandonan la compañía, como comentábamos en el punto anterior. Es un error. Primero, porque los trabajadores a buen seguro tendrán relación fuera del centro de trabajo, por lo que si quieren hablar podrán hacerlo sin que los responsables de la empresa lo controlen. Segundo, porque no es una medida muy humana no permitir que el empleado se despida de los que han sido sus compañeros más o menos tiempo.
    • No alargar el despido. Cuando te reúnas con tu empleado intenta no divagar ni dar vueltas, sé directo, considerado y sobre todo no alargues la agonía. Seguramente tu empleado sepa lo que va a ocurrir y no hay por qué hacer que el momento sea más doloroso.
    • Buenas palabras. Seguro que a lo largo de la relación laboral han existido buenos momentos. Es apropiado que te muestres agradecido y que recuerdes el servicio que el empleado ha prestado a la empresa. Aunque el despido sea doloroso, lo será menos si el empleado percibe que se ha valorado su trabajo.
    • Dar razones. Es bueno que expliques a tu empleado por qué se produce el despido. Tiene derecho a saber qué ha ocurrido. Por supuesto, hazlo con tacto y sin utilizar nada que pueda herir a tu trabajador.
    • Que no sea una sorpresa. Decíamos en el punto anterior que debes explicar por qué es despedido. Sin embargo, sería bueno que antes de ese momento tu trabajador hubiera recibido alguna advertencia de que las cosas no iban bien y que hubiera tenido la posibilidad de rectificar. Si ha sido así, llegará al momento del despido sin sorprenderse demasiado.
    • Cumplir con toda la legalidad. Por supuesto, el despido debe ser totalmente legal. El empleado no puede tener la sensación de que se está produciendo cualquier tipo de abuso.
    • Empatía. Ponerte en el lugar de tu empleado te permitirá hacer que la situación sea lo menos desagradable posible. Piensa cómo te gustaría que te tratasen si fueras tú el despedido.

Es muy importante que hagas todo cuanto esté en tu mano para que despedir a tu empleado sea lo menos traumático posible para todos.

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Tipos de contrato de trabajo: ¿Cuándo utilizarlos?

Un contrato laboral es un documento donde se refleja el acuerdo entre la empresa y el trabajador y en el que se fijan una serie de servicios prestados

/ 2 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.