Siete consejos para construir páginas web creativas

12 noviembre
552
Siete consejos para construir páginas web creativas
/ 4 votos

Una página web actúa a modo de escaparate virtual de un negocio. Para que la gente se pare, debe ser visual y atractivo. Una página web anodina puede ser eficaz a la hora de conseguir un buen posicionamiento, pero fallará a la hora de conquistar a nuestros visitantes y mantenerse en su recuerdo.

Si buscas diferenciarte de la competencia, no hagas una página web igual a la suya (y a otros cientos de webs de internet): invertir en una página web única proporcionará la plataforma perfecta para poner de manifiesto algunos valores de tu negocio, como el inconformismo y la creatividad.

Cómo diseñar la web perfecta para tu negocio

-Busca inspiración: El objetivo no es copiar, sino aclarar tus ideas, tanto para darte cuenta de las cosas que te gustan como para despertar tu lado más crítico, que te hará saber lo que no quieres para tu web. Visitar webs creadas recientemente también te permitirá captar las últimas tendencias: en diseño web, lo que era moderno y contemporáneo hace un par de años, puede resultar ya desfasado y cargante.

-Dale una vuelta a los formatos tradicionales: No des por hecho que debes seguir la tradicional estructura con el menú en la parte superior. Hay muchas webs que lo sitúan en los laterales, a la derecha o a la izquierda, y que además optan por un estilo de navegación con scrolling horizontal, frente al tradicional recorrido vertical. Este formato es ideal para crear portfolios, por lo que es perfecto para negocios de diseño gráfico, fotografía, compañías audiovisuales e incluso Arquitectura. Sea cuál sea el formato elegido, es esencial que la web sea responsive, para que se vea bien en todos los dispositivos y que el esfuerzo en diseño no se vea deslucido.

-Prioriza siempre la usabilidad: Diseñar una página web que sea original y, al mismo tiempo, que asegure una buena usabilidad es todo un reto. Un error frecuente cuando se quiere hacer una web creativa es supeditar el contenido a la idea del diseño, dando lugar a una web que no cumple con su objetivo: hacer llegar al usuario la información que busca de una forma fácil y rápida.

Para lograr un equilibrio entre la creatividad y la facilidad de uso debemos tener claro el contenido de la web y su estructura; y después pensar una forma atractiva de presentarlo. De lo contrario, el visitante puede perderse en un menú laberíntico o una página principal llena de elementos superfluos y desistir antes de llegar a dónde queremos que llegue.

-Establece la paleta de colores: Es una decisión muy importante, ya que de ella dependerá en gran medida el resultado final. Los colores deben ser acordes al branding de la empresa, transmitir sus valores y, además, deben combinarse en armonía y equilibrio. No debes elegir más de 3 colores principales, porque corres el riesgo de que los realmente importantes se pierdan dentro de una paleta de colores que no aporta nada.

-Menos es más (pero no siempre): Un título y una descripción con una buena imagen de fondo puede ser tan o más atrayente como un despliegue de animaciones y efectos. La tendencia general de las nuevas webs es adoptar un estilo minimalista. Sin embargo, aunque a veces es recomendable deshacerse de artificios innecesarios, también pueden utilizarse recursos con gifs, animaciones, fondos de vídeo, etc., siempre que estos sirvan para comunicar y no sean un estorbo.

Por ejemplo, puedes usar timelines cuando cuentes la historia de tu empresa o dar un toque diferente a las imágenes de tu equipo, cambiando las tradicionales fotos frente a una pared por avatares o por gifs en movimiento creados a partir de una secuencia de fotos.

-Elige una tipografía diferente: Es recomendable buscar una tipografía más allá de las clásicas Verdana, Helvetica, Open sans o Futura. Opta por una tipografía distinta, aún si es de pago, pero asegúrate que la originalidad no eclipsa la verdadera función: que sea fácilmente legible. Un reto para la creatividad es jugar con los grosores y los tamaños para los diferentes elementos textuales, antes que crear un batiburrillo tipográfico que recargue la página en exceso.

-Cuida los textos: No sólo debes transmitir creatividad con el diseño o las imágenes. La redacción de los textos y la elección de unos títulos atractivos para las secciones y subsecciones son elementos muy importantes a la hora de crear una página web atractiva y diferente. Comunica en pocas palabras de qué va tu página, pero incluye algún guiño para que no parezca una descripción genérica. Darle personalidad a tus textos también funciona para generar engagement y confianza.

Las claves para tener una página web rentable

Las claves para tener una página web rentable

Aprende cómo sacar el máximo partido a tu página web.

/ 4 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.