5 ejemplos de neuromarketing que puedes aplicar en tu empresa

23 agosto
1305
5 ejemplos de neuromarketing que puedes aplicar en tu empresa
/ 0 votos

¿Si supieras qué pasa por la cabeza de tus posibles clientes, no te sería más fácil convencerles de que tu producto o negocio es lo que necesitan? El neuromarketing te permite conocer cómo funcionan los procesos mentales ante una compra para anticiparte a ellos y proporcionar soluciones a tus clientes.

El neuromarketing consiste en aplicar la neurociencia y la psicología a los procesos de venta. De este modo, es posible saber qué ideas y pensamientos influyen directamente en el comportamiento del consumidor y comprender por qué compran o deciden no hacerlo.

Se trata de una herramienta muy útil que forma parte de las estrategias de marketing online y offline que mejor funcionan a día de hoy para PYMES.

Así, en un momento en que se está priorizando ante todo la experiencia del cliente para lograr su fidelización, resulta vital conocer qué papel juegan las emociones a la hora de consumir un producto y no otro.

Aplica las estrategias de neuromarketing para lidiar con los procesos cognitivos que subyacen en una decisión de compra y lograrás multiplicar tus ventas.

Algunas estrategias de neuromarketing para aplicar en tu negocio

1. Utiliza el marketing experiencial

Muchos suponen que consumir es un proceso racional, en el que se barajan con cautela los pros y contras de un producto antes de adquirirlo.

No obstante, las emociones son, en gran medida, responsables en las decisiones de compra. Así, los sentimientos de los clientes y el modo de comunicar de una empresa pueden jugar un papel vital en el consumidor.

Para aplicar el marketing experiencial, acude, por ejemplo, al efecto wow o provoca que tus potenciales clientes se vean reflejados en tus campañas: haz alusión a sus preocupaciones, a su día a día, y propón tu producto como solución.

Los artículos o eventos exclusivos también despiertan emociones, así como la idea de formar parte de una comunidad: asocia tu producto a un colectivo del que los clientes quieran formar parte y lograrás que deseen adquirirlo (es el caso del iPhone o los ordenadores Mac, asociados a la comunidad creativa).

2. Cuidado con los precios

El precio es uno de los factores críticos en neuromarketing, ya que determina en gran medida la decisión de compra y está relacionado directamente con la parte de la ínsula en el cerebro (que gestiona las emociones desagradables y el dolor).

  • Para gestionar esto y decidirte por un precio, ten en cuenta las siguientes pautas:
  • Se ha demostrado la utilidad de evitar las cifras redondas (elige 9.99€ en vez de 10€)
  • Ofrece la opción de comprar los servicios o productos en paquetes que incluyan varias unidades.
  • Estudia el precio de mercado de tus competidores y valora ajustar tus precios a él.
  • Ofrece facilidades de pago (en plazos, a través de diferentes tecnologías…) para evitar cualquier incomodidad al cliente durante el proceso.

3. Haz caso a los sentidos

El mensaje que lance tu marca debe estar orientado a convertir tu producto en una experiencia completa para los sentidos.

Un packaging visualmente llamativo, utilizar música o un olor agradable relacionado con tu marca mejorarán la retención de la información, haciendo que el usuario recuerde tu producto.

4. Repite tu mensaje

La reiteración es una técnica básica de neuromarketing. Aunque parezca que repetir un mensaje solo puede llevar al aburrimiento de tus potenciales clientes, en realidad la reiteración de conceptos ayuda a simplificar y esquematizar la información.

Así, utilizando un mismo eslogan a través de diferentes plataformas, proporcionas un mensaje claro y coherente al que tus clientes pueden recurrir a la hora de tomar la decisión de compra.

5. Prueba y ensaya hasta dar con la fórmula adecuada

Las grandes empresas realizan innumerables estudios hasta dar con la fórmula de neuromarketing adecuada. A través de diferentes herramientas, tú puedes hacer lo mismo.

Como ejemplo, los test A/B en landing pages, llamadas a la acción u otro tipo de contenido son muy sencillos de poner en marcha y permiten conocer y comparar cómo reaccionan los usuarios a diferentes tipos de estímulos.

Distintos colores o posiciones en un botón o alteraciones en el copy pueden hacer variar los resultados de una campaña y a través de los test A/B podrás observar cómo reaccionan los usuarios ante estos cambios.

De este modo, obtendrás datos sobre el comportamiento de los usuarios que te ayudarán a dar con la mejor solución para tu negocio.

Cómo mejorar la experiencia de cliente en un negocio local

Cómo mejorar la experiencia de cliente en un negocio local

A lo largo de este eBook te mostraremos las claves y consejos para mejorarla, al igual que la importancia de un buen servicio postventa y la atención

/ 0 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS