Atraer clientes potenciales a través de la experiencia

22 marzo
1125
Atraer clientes potenciales a través de la experiencia
/ 2 votos

Si estás buscando captar más clientes, probar con la creación de experiencias es una buena idea. Algunas personas confunden la experiencia del cliente con el marketing de experiencias, que busca conquistar a las personas y hacer aflorar sentimientos para que estos se vinculen a la marca.

Experiencia de cliente vs creación de experiencias

Muchas de las empresas no se diferencian entre sí por sus precios o por la calidad de sus productos, sino que sus clientes acuden a una o a otra a causa de la experiencia de consumo, que marca en gran medida la satisfacción final.

Piensa en cuánto más pagarías por una atención rápida, un servicio de atención post-venta exquisito y porque una empresa se preocupase, de verdad, por deleitarte. Piensa también cómo sería tu experiencia de consumo si llegas a un hotel con wifi, pero este no llegase a tu habitación y no te ofrecieran ninguna solución ni compensación. En cambio, si te ofrecieran un descuento por los inconvenientes, o una cena gratis, tu percepción cambiaría y quizás hasta lo recomendarías a tus amigos y familiares.

Otro ejemplo: acudes a un restaurante y la mesa que has reservado todavía no está libre. Si, mientras esperas, las bebidas corren a cargo de la casa y la empresa se disculpa por los inconvenientes, es probable que vuelvas, mientras que si los empleados te tratan con indiferencia, lo más seguro es que salgas disgustado.

Por esta razón, es extremadamente importante cuidar cada uno de los detalles, incluyendo todos los puntos de contacto entre la empresa y el cliente. A esto se llama la experiencia del cliente y parte del punto de que el usuario ya nos conoce, es cliente o, al menos, está dispuesto a consumir.

En cambio, cuando hablamos de crear experiencias para atraer a clientes estamos hablando de buscar un punto diferencial en la empresa, que haga que los potenciales clientes se decanten por ella debido a los sentimientos que ha despertado una experiencia diseñada para ellos. ¿Cómo? Lo explicamos a continuación.

Cómo diseñar experiencias de atracción

Una de las formas más tradicionales de atraer clientes es invitarlos a probar los productos. Por ejemplo, un local comercial que acaba de abrir sus puertas puede invitar a entrar a los viandantes ofreciendo una muestra de algún producto ‘estrella’ que lo ponga en valor.

Realizar concursos también es una manera genial de atraer nuevos clientes (así como fidelizar los que ya tienes). Para ello, no te olvides de publicitar los concursos y de ofrecer un premio o recompensa acorde con tu público objetivo y que mantenga el espíritu del producto.

Ve allí donde están tus clientes potenciales: a ferias, eventos, carreras, festivales… Organiza alguna actividad para que conozcan tu marca, pero no de una manera estrictamente promocional, sino de modo que les aporte valor añadido. Así, asociarán sus sensaciones durante esta actividad con la imagen de marca, y esta quedará en su recuerdo.

Por ejemplo, si tu público potencial son personas con hijos, puedes montar una pequeña ludoteca en un supermercado para entretener a los niños y liberar a los padres mientras hacen sus compras.

También puedes organizar tus propios eventos. Muchas marcas (por ejemplo, las de refrescos energéticos) sacan del foco de atención de sus productos para centrarse en ofrecer al público experiencias deportivas, adrenalina y, en definitiva, vender experiencias.

Por último, no obvies la importancia que pueden tener las redes sociales en multiplicar el alcance de tus campañas. Crea un hashtag, compártelo y promociona tu campaña para que el impacto se multiplique.


Cómo mejorar la experiencia de cliente en un negocio local

Cómo mejorar la experiencia de cliente en un negocio local

A lo largo de este eBook te mostraremos las claves y consejos para mejorarla, al igual que la importancia de un buen servicio postventa y la atención

/ 2 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.