Claves del IVA devengado o repercutido

18 septiembre
698
Claves del IVA devengado o repercutido
/ 3 votos

Como emprendedor, seguramente estés familiarizado con las declaraciones trimestrales a través del modelo 303. En ella, debes abonar a Hacienda el importe total del IVA tanto de los productos o servicios que ofrezcas como de los que contrates.

¿Qué es el IVA?

Para empezar, repasemos el concepto de IVA: Un tributo indirecto que recae sobre el consumo de bienes y servicios. Su calidad de indirecto significa que el consumidor no lo paga directamente en la Agencia Tributaria, sino que son las empresas quienes a lo largo de la cadena de productiva lo van recaudando para Hacienda.

El IVA grava las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por empresarios y profesionales, las adquisiciones intracomunitarias y las importaciones de bienes.

Por tanto, el IVA es uno de los impuestos más extendidos en la sociedad, ya que está presente en nuestro día a día. Además, se ha convertido en una de las formas de financiación más importantes para los estados.

Ante esto, cabe aclarar que hay diferentes tipos de IVA, según quién tenga que soportarlo:

  • El IVA repercutido o devengado es aquel que el autónomo o empresa, cobra a sus clientes. Es decir, es la cantidad porcentual que se debe añadir al coste neto del producto o servicio ofrecido por el que pagan los clientes.

  • El IVA soportado sería exactamente lo contrario. Es decir, si una empresa o autónomo compra un instrumento, bien sea un bien o servicio, para desempeñar su actividad, estará soportando el IVA que devenga la otra entidad que vende dicho instrumento.

En este post vamos a explicar las claves acerca del IVA devengado o repercutido que es el IVA que un autónomo o empresa cobra a sus clientes en las facturas que les emite:

¿Qué debes saber acerca del IVA devengado o repercutido?


Este tipo de IVA se incluye como un ingreso en los libros de contabilidad y será este importe el que se tiene en cuenta como base para la declaración del IVA.

En el caso de presentar la declaración trimestral, como ya hemos comentado previamente, debe hacerse a través del modelo 303. Si la declaración es anual, se debe presentar en la Agencia Tributaria el modelo 390.

Posteriormente, a este tipo de IVA se le sustrae el IVA soportado que es el que paga un empresario por los servicios que contrata y los materiales que utiliza para llevar a cabo su actividad profesional.

Modelo 303

El modelo 303 es la declaración de IVA que el autónomo o empresario ha de entregar de manera trimestral a la Agencia Tributaria.

En ese modelo de declaración, el empresario debe hacer constar todo el IVA que ha repercutido (recaudado) en sus facturas de manera mensual o trimestral, en función del importe que se facture. Debe ofrecer de manera detallada la siguiente:

    • El tipo de IVA.

    • La base imponible.

    • La cuota tributaria.

Los sujetos que están obligados a entregar el modelo 303 son los siguientes:

    • Sujetos pasivos que realicen actividades en las que apliquen el Régimen General del Impuesto (exceptuando el Régimen especial de agricultura, ganadería y pesca, del Régimen de recargo de equivalencia y del Régimen simplificado).

    • Los sujetos pasivos que estén inscritos en el registro de devolución mensual.

    • Y por último, los sujetos pasivos que estén considerados como Grandes Empresas por sobrepasado los 6.010.121,04 euros en sus operaciones del año natural inmediato anterior.

Modelo 390

El modelo 390 recoge el IVA devengado de todo un ejercicio económico. Cualquier autónomo o empresario que haya estado obligado a entregar el modelo 303 ha de entregar este modelo anual a la Agencia Tributaria.

Por otro lado, hay figuras empresariales que no están obligados a entregar la declaración anual del IVA, como pueden ser los autónomos esporádicos, los negocios profesionales que no incluyen el IVA en su actividad, aquellos que realicen actividades que tributen el IVA en el régimen simplificado y por último, aquellos que alquilen inmuebles urbanos.

Claves para mejorar la gestión financiera de tu empresa

Claves para mejorar la gestión financiera de tu empresa

Optimizar la gestión financiera de tu empresa debe ser un aspecto esencial que debe cuidarse de manera continua.

/ 3 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.