Cómo hacer un plan de negocio para conseguir financiación

18 diciembre
754
Cómo hacer un plan de negocio para conseguir financiación
/ 3 votos

A la hora de embarcarse en la apasionante aventura de emprender, no son pocas las consideraciones a tener en cuenta. Es evidente que no todo se resume en invertir una cantidad y esperar a que los clientes lluevan por arte de magia.

Los trámites necesarios para poder llevar a cabo una idea empresarial comprenden desde la creación y maceración de la misma hasta la puesta en marcha de una estrategia de marketing, pasando, naturalmente, por un proceso burocrático.

Con la finalidad de conseguir la puesta en marcha de nuestro negocio, debemos registrar por escrito todos estos trámites, comenzando por lo más primordial: ¿Qué queremos conseguir?

De otro modo, además de correr el riesgo de desviarnos de nuestro camino derrochando, en consecuencia, tiempo y recursos, es muy difícil que podamos obtener la tan necesaria inversión, sobre todo en los comienzos de cualquier pyme.

Plan empresarial: ¿en qué consiste?

Un plan de empresa se basa en un documento escrito, especialmente creado para orientar en tres momentos vitales de nuestro negocio: la puesta en marcha, la expansión y la capacidad de reacción ante momentos de crisis o estancamiento.

Asimismo, en tu plan de empresa deberás definir el concepto de tu idea empresarial, qué productos o servicios ofrece, a qué público está dirigida la oferta y qué viabilidad económica, financiera y técnica posee, entre otros factores.

Por tanto, podemos resumir que un plan empresarial comprende las descripciones y explicaciones de todos los aspectos que conciernan a tu negocio a partir de una serie de variables, tales como el sector en el que se enmarque o los elementos diferenciadores que puedan otorgarle ventaja competitiva.

¿Cómo estructurar un plan empresarial?


Cabe destacar que todos los previamente citados aspectos deben estar convenientemente analizados para poder dejar constancia de la consistencia y precisión de tu proyecto. Todo plan de empresa debe estar orientado en torno a cinco estructuras básicas:


  • Modelo de negocio, donde se presenta la idea de negocio y los objetivos que se pretenden alcanzar con ella.

  • Mercado, que se fundamenta en un análisis de competencias internas y externas dentro del sector en el que se desarrolla la empresa.

  • Comercialización, donde figuren las estrategias de distribución, ventas, marketing y publicidad.

  • Plan económico y financiero, que pone a prueba la viabilidad de la empresa basándose en cálculos y proyecciones de escenarios que prueben si generará un margen de utilidad atractivo.

  • Recursos humanos. Aquí debe definirse los puestos de trabajo que necesitan ser cubiertos, al igual que los derechos y obligaciones de cada uno de los miembros que integran la organización.

Es fundamental comprender que un plan empresarial tiene un cometido crucial, que no es otro que el de ejercer como carta de presentación para los inversores y/o colaboradores puntuales, que pueden ser socios, alianzas, préstamos o créditos financieros, en el caso de entidades bancarias.

Por ello, además de contener información detalla, precisa y pormenorizada, es muy importante estructurarla de manera que resulte atractiva y amena. Por ejemplo, una buena opción es incluir gráficos, imágenes o esquemas.


Claves para mejorar la gestión financiera de tu empresa

Claves para mejorar la gestión financiera de tu empresa

Optimizar la gestión financiera de tu empresa debe ser un aspecto esencial que debe cuidarse de manera continua.

/ 3 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.