Principales fuentes de financiamiento para una empresa

31 diciembre
1283
Principales fuentes de financiamiento para una empresa
/ 6 votos

Conseguir los medios monetarios o de crédito para abrir un negocio o para llevar a cabo un proyecto es uno de los primeros obstáculos que deberás salvar si buscas emprender. Si bien los bancos y las cajas son los recursos en los que siempre se piensa para conseguir financiación, en forma de créditos bancarios, hay otra serie de recursos que te ayudarán a conseguir toda la liquidez que necesitas o, al menos, a completar el montante, para comenzar esa aventura. Lo mejor de todo es que muchos de ellos no requieren aval.

Seguramente la fuente de financiamiento más antigua sea la familia, y sigue siendo una de las más usadas. Con las siglas FFF se hace referencia en el terreno financiero a ‘family, friends and fools’), una forma de financiación muy ventajosa porque cuenta con un amplio margen de negociación, suele prescindirse del pago de intereses (o suelen ser muy bajos) y no hay vencimientos formales. Por otra parte, este tipo de financiación puede crear desacuerdos que estropeen las relaciones cercanas, así que recurre a ella solo si el familiar, el amigo o el ‘loco’ que te financia cree tanto en el proyecto como lo haces tú.

Las empresas también financian a otras empresas a través de fondos comunes, sobre todo cuando se trata de ideas innovadoras que no tienen precedente en el mercado, porque el valor de la idea es el aval. Esta modalidad de financiamiento se denomina Capital riesgo y, además, en muchas ocasiones va acompañado de un servicio de asesoramiento ante problemas concretos. Entre las desventajas está que suelen exigir un alto retorno de inversión.

Hay dos tipos de Capital riesgo: mientras que el capital semilla es para empresas que están en fase de nacimiento, el capital crecimiento se destina a expansión o internacionalización de empresas ya asentadas.

Los inversores privados también son una alternativa de financiación para los nuevos proyectos. Normalmente, la financiación llega a cambio de una participación accionaria, como en el caso de los Business Angel (padrinos o inversores de proximidad), mientras que los inversores contactados a través de plataformas de Crowdlending suelen demandar intereses en función del nivel de riesgo.

Financiación colectiva para empresas

Si lo que se busca es una gran cantidad de microinversiones, normalmente de particulares, lo mejor son las plataformas de Crowdfunding, donde los individuos dan una cantidad de dinero en función de las ‘recompensas’ que recibirán una vez el proyecto se lleve a cabo. El Crowdinvesting es algo parecido, pero son muchos los inversores que compran participaciones de una empresa para así participar de sus rendimientos.

Otra forma de financiación colaborativa son las comunidades autofinanciadas o CAF, que consisten en crear una hucha común entre varios emprendedores para poder acceder a ella en forma de préstamos.

Para conseguir financiación rápida una vez el proyecto ya esté funcionando, una opción es el Invoice Discounting, que consiste en vender pagarés para disponer del dinero sin tener que esperar a que los clientes abonen sus facturas, algo que suele demorarse.

Por último, hay ciertas convocatorias de ayudas o prestamos públicos para nuevos proyectos, sobre todo para los empresarios más jóvenes. Si tienes dudas sobre qué fuente de financiamiento es la mejor para tu caso, te gustará saber que también hay muchas asociaciones de todo tipo que asesoran a los emprendedores para que no tomen una decisión que lastre el futuro de su proyecto. No dudes en consultarlas.

Claves para mejorar la gestión financiera de tu empresa

Claves para mejorar la gestión financiera de tu empresa

Optimizar la gestión financiera de tu empresa debe ser un aspecto esencial que debe cuidarse de manera continua.

/ 6 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.