Siete claves para obtener financiación para montar una empresa

13 junio
489
Siete claves para obtener financiación para montar una empresa
/ 7 votos

La aventura de montar una empresa desde cero es un proyecto apasionante, pero suele implicar una serie de obstáculos muy difíciles de salvar y que hacen que muchos de los que se plantean emprender abandonen antes incluso de empezar el camino.

La obtención de la financiación es uno de los principales escollos que pueden hacer que un prometedor proyecto acabe por naufragar, así que conviene repasar los recursos disponibles para conseguir el dinero necesario.

El capital propio es el primero en el que se piensa a la hora de montar una empresa. Los ahorros o la venta de propiedades para obtener liquidez son unas de las principales fuentes de financiación de las pymes y consiguen ahorrar los intereses de los préstamos y lograr una empresa más saneada y menos vulnerable a los ciclos económicos, además de esquivar la cuestión de la aversión al riesgo de muchos inversores. Sin embargo, no todo el mundo cuenta con estos recursos, sobre todo cuando se trata de un perfil de emprendedor joven o de un proyecto especialmente costoso, por lo que se debe buscar un equilibrio financiero recurriendo a agentes externos.

Fuentes de financiación para montar una empresa desde cero


1. Las tres efes: Las siglas FFF se utilizan para referirse a ‘family, friends and fools’ uno de los primeros recursos de los emprendedores que quieren abrirse camino: su entorno más cercano. Este es, la familia, los amigos y otros ‘locos’ con ganas de apostar por un proyecto. Esta forma de financiación cuenta con la ventaja de que prescinde del pago de intereses y de que tampoco habrá vencimientos formales, pero se corre el riesgo de crear problemas y estropear la relación personal con los allegados. Lo ideal en este caso es solicitar una cantidad pequeña a muchos amigos y familiares, para así minimizar los riesgos.


2. Capital riesgo: Esta estrategia consiste en recurrir a fondos creados y administrados por empresas, que invierten en proyectos a cambio de acciones del negocio. Además, la inyección de capital se complementa con la posibilidad de asesoramiento ante problemas concretos, credibilidad frente a terceros y la profesionalización de los equipos directivos. Según Ascri, la patronal española de capital riesgo, el primer trimestre 2018 registró un volumen de 918 millones de euros de inversión para 167 empresas, 132 de ellas en fase inicial. Las empresas que participan en fondos de capital riesgo por lo general buscan proyectos innovadores sobre productos o servicios que no están disponibles en el mercado nacional.

3. Créditos bancarios: Es una de las opciones más clásicas y socorridas, pero suelen requerir de gran solvencia, piden altos intereses y los procesos de concesión se alargan demasiado en el tiempo. Sin embargo, cada vez más entidades ofrecen préstamos con condiciones especialmente pensadas para pymes.

4. Préstamos P2B o crowdlending: Algunas plataformas se dedican a poner en contacto a empresarios con inversores privados, que son quienes toman la decisión de aceptar o no la petición de préstamo. Este sistema cuenta con la ventaja de que la respuesta suele ser rápida, en ocasiones en menos de 48 horas, pero habrá que abonar unos intereses en función del nivel de riesgo.

5. Business angel: También conocido como padrino inversor o inversor de proximidad, es un individuo que provee capital a una empresa emergente con el fin de una ganancia futura, normalmente en forma de una participación accionaria. Teóricamente, los ángeles suelen involucrarse más en el negocio y tener más paciencia en cuanto a las ganancias inmediatas, ya que son empresarios de éxito que adoptan un compromiso social con la comunidad.

6. Crowdfunding: Si bien el crowdfunding está más asociado a financiar proyectos de tipo cultural, cada vez hay más plataformas como como Arboribus, Crowdcube o The Crowd Angel que permiten financiar ideas rompedoras a cambio de derechos políticos, económicos o ambos.

7. Ayudas o préstamos públicos: Desde el ámbito europeo, nacional, autonómico o local existen iniciativas públicas para fomentar el emprendimiento.

En definitiva, las fuentes de crédito a la que recurrir variarán según las necesidades y las posibilidades de cada empresa, pero siempre es necesario incluir un plan de financiación dentro del plan de negocio en el que se estudien todas las posibilidades y se identifiquen las más adecuadas..


Claves para mejorar la gestión financiera de tu empresa

Claves para mejorar la gestión financiera de tu empresa

Optimizar la gestión financiera de tu empresa debe ser un aspecto esencial que debe cuidarse de manera continua.

/ 7 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.