El banner o la importancia de ser recordado en publicidad

24 enero
1432
El banner o la importancia de ser recordado en publicidad
/ 1 voto

El formato publicitario por excelencia en Internet es el banner. Tiene una función muy clara, llamar la atención del usuario para que clique en él y pueda convertirse en cliente de tu negocio. Sin embargo, el comportamiento de las personas no siempre es tan lineal ni predecible.

En multitud de ocasiones, el usuario ve el banner, pasa a otra cosa y es, horas o días después, cuando vuelve a su memoria. Por tanto, para que tu campaña de publicidad display en formato banner tenga éxito, resulta de vital importancia conocer el funcionamiento de la memoria humana. De esta manera, tus diseños serán capaces de calar en la mente de los internautas y mejorar de forma considerable tu imagen de marca o branding de empresa.


Cómo funciona la memoria y por qué resulta útil para tu banner


La memoria humana es la capacidad que más empleamos a lo largo de nuestra vida. Si lo piensas bien, todo en tu día tiene que ver con ella, desde cómo levantarte, llegar a la cocina, al trabajo, escribir, vestirte…

El cerebro registra todos los estímulos que llegan a él, los organiza y desecha aquellos que no le interesan, los que normalmente a ti tampoco te importan lo más mínimo: las clásicas condiciones de uso de cualquier red social, los problemas de alguien que te cae mal o lo que vende un negocio anunciado en un banner del montón.

Pero además de eso, la memoria no solo sirve para que funciones cada día, sino que también está vinculada con los sentimientos y emociones. Por ejemplo, cuando percibes un olor, color o sonido y te transporta de forma inmediata a ese viaje maravilloso que hiciste hace 10 años. Esta función es una de las que más te interesa para diseñar tu banner, ya que ser capaz de conectar emocionalmente con el usuario facilitará que se convierta en cliente.


Las clases de memoria a tener en cuenta para el diseño de tu banner


De todos los tipos de memoria que existen, aquellos relacionados con el mundo banner son los siguientes:


    • Retención. Es aquella que te permite memorizar algo nuevo, simplemente para apuntarlo (y después, normalmente, olvidarlo).

    • Memoria a corto plazo. Es la que te permite recordar algo que ha ocurrido hace varias horas.

    • Memoria a mediano plazo. Almacena recuerdos de estímulos de hace meses o 3-4 años.

    • Memoria declarativa. Está formada por recuerdos que permanecen en el tiempo y que vuelves a tenerlos presentes de forma voluntaria (ponerte a recordar) o involuntaria (a través de un estímulo llamativo, como puede ser un banner). Dentro de la memoria declarativa, existen dos tipos, la episódica (la de hechos cotidianos) y la semántica (la de estímulos aprendidos).


Para que se activen estas memorias, antes han tenido que llegar diferentes estímulos a tu cerebro que, en el caso de la publicidad por banner, han entrado por medio de la vista. Pero entonces, ¿qué es exactamente lo que captará la atención de tus ojos para ser registrado en el cerebro? La respuesta es sencilla y tiene que ver con tres aspectos a tener en cuenta en el diseño de tu banner (tanto si es horizontal como vertical):


    1. El elemento focal. Es el punto exacto que fija la atención. En tu banner será el lugar donde colocarás el reclamo o la llamada a la acción y siempre deberá contar con una o varias de las siguientes características:

      • Una importante diferencia de contraste, saturación.

      • Que el elemento principal esté enfocado.

      • Generar la sensación de movimiento.

      • Que la creatividad tenga caras o figuras.

      • Asimismo, para potenciar el elemento focal es recomendable emplear líneas de dirección, marcos o geometría.

    2. La estructura, es decir, la colocación de los elementos del banner. El cerebro rechaza los estímulos visuales que no tienen orden y los condena al olvido porque no le interesan. Por tanto, para llegar al cerebro de tus clientes, los elementos deberán estar ordenados de alguna manera. Algunas de las reglas más importantes en materia de estructura son la de los tercios, la proporción áurea, la simetría o llenar el encuadre (por ejemplo, con los ojos y parte de la frente de una persona).

    3. El equilibrio o, lo que es lo mismo, que el elemento protagónico esté compensado por otro de menor importancia que no desequilibre el cerebro.


Por tanto, para que los internautas que visualicen tu banner hagan clic o vuelvan a tu marca un tiempo después de habérselo encontrado, debes prestar especial atención al poder visual del mismo. Esto quiere decir que debes ser capaz de aunar, en un mismo banner, un diseño claro con elementos impactantes, fáciles de recordar, ordenados y, al mismo tiempo, que conecten emocionalmente con tu público objetivo. Como ves, es todo un reto, pero de los apasionantes. Por ello, ¿a qué esperas para captar clientes dirigiendo tus banners a la memoria de los usuarios?

Las claves del marketing para tu PYME

Las claves del marketing para tu PYME

Definir la estrategia de marketing de tu PYME es esencial para su éxito. Estas claves te ayudarán a definir una estrategia de marketing efectiva.

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.