Guía de interpretación de las fuentes de tráfico de Google Analytics

11 mayo
245
Guía de interpretación de las fuentes de tráfico de Google Analytics
/ 2 votos

Como ya comentábamos en un post anterior, el cual recomendamos echar un vistazo para entender mejor la importancia de conocer por dónde acceden tus clientes a tu página web, la medición resulta una acción fundamental dentro de toda estrategia digital.

También comentábamos el gran valor de Google Analytics como herramienta estrella que permite conocer exactamente por dónde viene el tráfico y, de esta manera, concentrar los esfuerzos en aquellos medios que obtienen mayor tasa y buscar soluciones para aquellos en los que es menor.

¿Cómo entender las fuentes de tráfico de Google Analytics?

Es importante entender que los datos que esta potente herramienta nos ofrece van mucho más allá de la visión general y las métricas básicas. Por ejemplo, desde la visión general puedes conocer exactamente el tráfico, pero no las vías de adquisición.

Si quieres indagar más en profundidad, entonces la pestaña ‘Adquisición’ tiene la solución. Esto es absolutamente necesario si tienes un negocio online, ya que no hay duda que sin datos concretos sobre los niveles, fuentes y calidad del tráfico, estaremos trabajando a ciegas.

Lógicamente, lo primero que vemos en la visión general es la proporción de tráfico que nos aportan las diferentes fuentes:

El tráfico directo

Adquisición –> Visión general –> Direct

Habitualmente, el tráfico directo se entiende como las visitas registradas de aquellos usuarios que escriben directamente la URL en la barra del navegador. Pero la realidad no siempre es así. También se contabiliza como tráfico directo si el usuario ha hecho clic en algún enlace o tenía guardada la URL en los favoritos del buscador.

Lo más normal es encontrarse con que el mayor número de visitas de tráfico directo se lo lleva la home de nuestro sitio web, pero no tiene por qué ser así. Por ejemplo, si hemos estado poniendo enlaces sobre un producto o servicio en diferentes redes sociales es posible que esa ficha de producto, o la landing del servicio tengan más visitas que la propia home.

Por ejemplo, si una landing page está teniendo muchísimas visitas de tráfico directo pero su tasa de rebote es del 100% es que hay algo que no está funcionando. Al fin y al cabo, de poco sirve que tenga visitas si nadie se lo ha leído.

Tráfico de referencia

Son aquellas visitas en nuestra web que provienen de forma directa (un enlace) pero a través de otro sitio web. Por ejemplo, si alguien llega a tu web a través de un enlace que un amigo ha puesto en su web.

Si el usuario hubiera clicado directamente en un documento, por otro lado, se consideraría tráfico directo.

Como parte de la analítica web, es importante saber qué sitio web nos trae más tráfico de referencia puesto que nos puede servir para decidir hacer algún tipo de campaña con esa web de la que proceden las visitas, y también para comprobar la efectividad del marketing de contenidos.

Otro aspecto a tener en cuenta es la página de destino. Por ejemplo, si la web de tu amigo habla sobre gafas de sol para actividades deportivas y tú las vendes pero enlaza a tu home en vez de a la página de producto, elevará la tasa y rebote y perderá efectividad.

Por ello, siempre que sepas de la existencia del tráfico de referencia, es importante comprobar que en enlace funcione correctamente y que el destino sea el acordado.

Trafico orgánico

Son las visitas provenientes de búsquedas en buscadores. Lo primero que veremos es ‘not provided’ o aquellas visitas que estaban navegando con Google Chrome o con Firefox y que tenían activada la navegación segura.

Del tráfico orgánico nos fijaremos en las palabras clave que nos traen más tráfico y miraremos también la tasa de rebote de estas palabras, imprescindible en toda estrategia SEO.

Tráfico de pago

Sirve para llevar un control de visitas que llegan por inversión en una campaña de Adwords. Es muy importante recordar que puede no coincidir el dato de Google Adwords y el dato de Google Analytics, porque Adwords nos da clics y Analytics nos da visitas, y no es lo mismo.


Tráfico de campañas

Es aquel que se registra por medio de una UTM, o lo que viene a ser la creación de un link personalizado para poder monitorizar el rendimiento. Es muy habitual, por ejemplo, al viralizar el contenido de blog en redes sociales.

En este caso, pegaríamos la URL original, después añadiríamos ‘redes sociales’ como fuente y ‘Facebook’ como medio. De este modo, podremos saber exactamente qué visitas ha obtenido el post en la red social.

Guía de Google AdWords para autónomos y PYMES

Guía de Google AdWords para autónomos y PYMES

Google AdWords se utiliza para publicar contenidos publicitarios y funciona como una subasta

/ 2 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.