Pasos para hacer un estudio de mercado profesional

06 junio
779
Pasos para hacer un estudio de mercado profesional
/ 4 votos

Con el aumento de la competencia, la elaboración de un estudio de mercado es un paso cada vez más necesario antes de iniciar un negocio, ya que nos permitirá anticipar la respuesta a un nuevo producto o servicio. Además, los estudios de mercado también pueden ser muy útiles una vez la empresa ya se ha puesto en marcha.

Un estudio de mercado permite conocer los retos a los que el negocio se enfrenta antes de su puesta en marcha y los pormenores de cualquier área o servicio concreto. El problema es que es una tarea larga y minuciosa que necesita de la recopilación de una gran cantidad de información relativa a clientes, competidores, el entorno de operación y el mercado en concreto; y muchos empresarios no saben por dónde empezar.

¿Cómo realizar un estudio de mercado?


Un estudio de mercado completo debe analizar el producto o servicio, la oferta, la demanda, los precios, los canales de distribución y la competencia. Un informe que repase todos estos puntos te dará las claves para saber cómo actuar ante cualquier reto en tu empresa. Te damos las claves para comenzar:

1. Define tus objetivos: Tener claro este primer punto te ayudará a planificar la forma en la que se debe abordar el estudio y a elegir la metodología acorde. ¿Qué es lo que necesitas saber? Acota lo necesario para no perderte en una marea de datos y ten en cuenta que los objetivos deben ser medibles, alcanzables y realistas.

2. Acota tu público: Pregúntate quién va a consumir tu producto o servicio y enfócate en él. Hay muchas variables posibles a la hora de segmentar un mercado, y cuantas más se utilicen más preciso será el resultado. Hay algunas básicas como la edad, el género o el nivel socioeconómico, pero sólo con estas el público no queda bien acotado ni sirven para todos los productos. El tamaño de la familia, el tipo de vivienda, la personalidad o el estilo de vida también son claves para deducir quiénes son los clientes potenciales.

3. Establece el método de investigación: Hay muchos métodos de investigación que te permitirán extraer los resultados necesarios para un estudio de mercado. Escoge los que te permitan acceder a los datos necesarios para cumplir tus objetivos.

  • Encuestas: Es un método complejo y caro, pero ayuda a validar con bastante fiabilidad una idea de negocio o de producto. Puede hacerse de diversas formas, pero dependiendo del método elegido tendrás que ampliar el tamaño de la muestra, teniendo en cuenta que si las envías por correo o email, un amplio porcentaje de ellas no serán respondidas, mientras que en persona y vía telefónica se puede conseguir una tasa más alta de respuestas. Para definir la muestra, los datos del Instituto Nacional de Estadística pueden ayudarte a ver cómo está compuesta la sociedad.
  • Estudios ómnibus: Son cuestionarios por bloques que se hacen para distintas empresas con el objetivo de compartir gastos. Constan de varios módulos que recogen información de una misma muestra, sobre diferentes temas y para distintos clientes, donde cada uno incluye las preguntas que quiere realizar. Dos de las ventajas es que son más asequibles y que utilizan muestras grandes, por lo que son muy útiles cuando la necesidad de información es reducida y la muestra debe ser amplia. Entre sus desventajas destaca que el número de preguntas por cuestionario es reducido, que no permite realizar preguntas complejas y que los estudios ómnibus elaborados por los institutos de investigación están dirigidos normalmente a universos de gran tamaño, que no permiten delimitar a nuestro gusto el público objetivo.
  • Investigaciones en Internet y redes sociales: Además de servir para realizar encuestas de forma fácil y barata, ayudan a investigar a la competencia para ver qué tipo de productos ofrece, cómo los vende, qué tipo de promociones lanza o cómo lo perciben los usuarios. También sirve para captar tendencias del mercado y para detectar oportunidades y amenazas. Herramientas como SEMrush, Google Alerts y las redes sociales sirven para averiguar cuáles son las vías de generación de clientes de la competencia.
  • Paneles: Recogen de forma periódica información sobre las compras que realiza una muestra constante y representativa de la población en un mercado determinado, lo que puede servir para predecir las participaciones de las marcas de los nuevos productos y permite acotar el público. Pueden hacerse de compradores, centrándose en quién compra, o de consumidores, enfocando el panel hacia quién consume el producto adquirido.
  • Grupos de discusión: Consiste en convocar a un grupo de clientes potenciales para que valoren el producto o servicio que les presentas,
  • Observación directa: En ocasiones, observar es la mejor manera de averiguar el comportamiento del consumidor durante el proceso de compra.
  • Mystery Shopping: Es un método destinado a investigar la competencia que consiste en hacerse hacer pasar por un cliente, para testar el producto o servicio.
  • Entrevista a un experto: Puede proporcionarte información fidedigna sobre el mercado y sobre la competencia.

4. Elabora un análisis DAFO: El acrónimo DAFO hace referencia a las palabras Debilidad, Amenaza, Fortaleza y Oportunidad y sirve para identificar todos estos puntos para decidir cómo posicionarte mejor en el mercado. Saca conclusiones de tu estudio de mercado y prepárate para detallar y para pulir tu estrategia de negocio.

Plantillas que necesitas para desarrollar tu actividad económica

Plantillas que necesitas para desarrollar tu actividad económica

Mejora tu gestión empresarial con estas plantillas gratuitas.

/ 4 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.