¿Qué es una factura rectificativa?

07 febrero
1031
¿Qué es una factura rectificativa?
/ 4 votos

Las empresas deben enfrentarse a cientos de facturas en su día a día y, en algunas ocasiones, ocurren errores en los datos. En esos casos, en vez de modificar la factura es necesario realizar una factura rectificativa.

¿En qué consiste una factura rectificativa?

Una factura rectificativa, como su propio nombre indica, consiste en una factura que se emite para realizar algún tipo de modificación o ampliación concreta con respecto a la factura original.

Esto quiere decir que si cometemos algún fallo en alguno de los datos o importes de la factura, en lugar de corregir el mismo documento original, debemos emitir una nueva factura que rectifique o amplíe una parte de la información para preservar intacta la validez de la factura original.


¿Cuándo debo presentar la factura rectificativa?

Es obligatorio emitir la factura rectificativa en cuanto la persona que debe hacerlo tenga constancia de las circunstancias que le obligan a expedirla.

Sin embargo, si han trascurrido cuatro años a partir del momento en que se devengó el impuesto u otras características referidas en la Ley del IVA, no sería necesario que expidiera la factura rectificativa

En cuanto a las situaciones, se contemplan las siguientes:

  • Errores en la identidad del cliente o en los datos de dicho cliente.
  • Errores en el concepto.
  • Errores en la aplicación del tipo impositivo, como IRPF o IVA.
  • Omisión de información relevante que debería aparecer, como la fecha de vencimiento.

También se puede dar el caso en el que sea necesario rectificar una factura rectificativa. En ese caso se debe seguir el mismo proceso y emitir de nuevo otra factura rectificativa de esta última.


Datos obligatorios que deben aparecer en la factura rectificativa

  • Desde al año 2013 no es necesario mencionar la condición de documento rectificativo. No obstante, es obligatorio expedirse en una serie diferente, hacer referencia a la factura original que debe ser modificada y hacer constar los elementos que se modifican, al igual que los motivos.

Del mismo desde este año no es obligatorio hacer constar el periodo, o periodos, de autoliquidación en el curso del cual se realizan las operaciones.

  • Es necesario incluir la numeración, que normalmente comienza con la letra R y sigue con una numeración ascendente. Por ejemplo, si es la primera sería R1, luego R2, etc.
  • También debe incluirse la información fiscal, tanto del emisor como del receptor: denominación social completa, NIF y domicilio social.
  • Otros elementos que deben figurar son:
    • Concepto, o producto/servicio que se está comercializando.
    • Base imponible o precio del concepto al que no se le han aplicado los tipos impositivos.
    • Tipos impositivos: IVA y/o IRPF, según corresponda.

Una vez los justificantes están agrupados por proveedores y periodo temporal en un formato digital, ya se puede pasar a la elaboración propiamente dicha de las facturas rectificativas que nos van a permitir deducir IVA.

Hay un plazo de un mes para emitir la factura rectificativa correspondiente, tras el cual lo comunicaremos por escrito a la Agencia Tributaria. Con este documento, deberemos adjuntar copia de la factura original y rectificativa.

Por último, a la hora de crear una factura rectificativa, podemos, o bien crearla manualmente o recurrir a un determinado tipo de software. Si estáis interesados en el tema, aquí encontraréis más consejos a la hora de emitir facturas.

Plantillas que necesitas para desarrollar tu actividad económica

Plantillas que necesitas para desarrollar tu actividad económica

Mejora tu gestión empresarial con estas plantillas gratuitas.

/ 4 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.