Cómo medir la felicidad de los trabajadores

18 abril
1570
Cómo medir la felicidad de los trabajadores
/ 9 votos

La felicidad es uno de los objetos de estudio más sonados a lo largo de la historia. Muchos han sido los filósofos e investigadores que han tratado de definir exactamente en qué consiste, de qué valores depende e incluso si realmente existe o es un concepto irreal e inalcanzable creado para tratar de dar una explicación a un fenómeno complejo.

Sea como fuere, lo que sí es demostrable es la relación entre felicidad (entendida como optimismo o positivismo, por ejemplo) y productividad. Así lo ha recogido un estudio del iOpener Institute de Oxford, en el que se define la felicidad laboral como una mentalidad aplicada para maximizar el rendimiento personal y lograr un mayor potencial.

Los datos presentados son contundentes: el trabajador "feliz" es el doble de productivo, tiene hasta un 65% más de energía y su vinculación con el trabajo, por ende, es dos veces mayor. Otras características atribuidas a esta clase de empleados son la amabilidad, la facilidad para el trabajo en equipo, la perseverancia y la creatividad.

Por otro lado, según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), el 59% de los empleados sufre estrés en el trabajo y se prevé que para 2020 la salud emocional pase a ser el primer motivo de baja laboral. ¿Qué conclusión podemos sacar? Pues que es necesario fomentar y medir la felicidad laboral para favorecer tanto al empleado como a la empresa.

¿Cómo se puede medir la felicidad laboral?


Hay que tener dos aspectos fundamentalmente en cuenta: por un lado, las emociones positivas y optimismo en general y, por otro, las demandas de estrés y exceso de control o autoritarismo.

  • Realiza mediciones diarias

Una buena manera de comenzar sería evaluando los niveles de la propia compañía y compararlos con la de los propios trabajadores. De nada sirven las evaluaciones semestrales, pues muchas situaciones pueden cambiar y son muchos los factores que pueden influir e invalidar esos datos.

Por ello, configurar programas que lancen preguntas diarias al llegar como "¿Cómo te sientes hoy?", "Del 1 al 10, ¿cómo has dormido hoy?" o "¿Cómo valoras tu rendimiento hoy?" al salir pueden aportar datos esclarecedores y vinculantes a la hora de definir los niveles de felicidad laboral en la empresa.

  • La comunicación es clave

Algo común en muchas empresas es la falta de comunicación clara, esencialmente a nivel vertical. Es importante comprender que los principales departamentos son los que mejor conocen el día a día y todo lo que acontece dentro de los mismos y, en caso de detectar carencias u oportunidades, es necesario comunicarlo.

Sin embargo, el miedo a posibles represalias puede frenar la comunicación fluida, creando barreras e impidiendo a la empresa prosperar. Por ello, aplicaciones como Happyforce han sido implantadas en multitud de empresas con grandes resultados. Funciona como una red social, en la que tanto empleados como directivos pueden publicar y opinar. ¿La clave de su éxito? El anonimato está garantizado.

Gracias a este condicionante, los empleados pueden soltarse más y, por lo tanto, el departamento de Recursos Humanos saber más acerca de sus niveles de felicidad, al igual que es más sencillo detectar problemas que puede que no se manifesten públicamente por otras vías.

  • Un equipo reunido siempre es un equipo más fuerte

En línea con el apartado anterior, para fomentar la comunicación vertical también es necesario hacer lo propio con la horizontal. Las reuniones de equipo son esenciales para detectar problemas, ofrecer soluciones y reforzar vínculos.

Eso sí, cuidado con un exceso de convocatorias o con la extensión, también llamado el síndrome 'Reunionitis', pues es otro de los factores que más malestar provoca entre los empleados.

  • La importancia de la conciliación

Uno de los condicionantes que más afecta sin lugar a dudas a la gran mayoría de los trabajadores es la falta de conciliación entre vida laboral y personal. De hecho, hay una visión muy extendida que atribuye a la rigidez en los horarios de trabajo la falta de productividad.

Por ello, es importante distribuir el trabajo y fijar objetivos limitados por fecha. Si bien es cierto que quizá no pueda ser aplicado en todos los sectores y negocios, se trata sin duda de una opción muy valorable para aumentar la motivación de los trabajadores.









Guía para la prevención de riesgos laborales en Pymes

Guía para la prevención de riesgos laborales en Pymes

En el periodo de octubre de 2017 a septiembre de 2018 se produjeron en toda España 508.427 accidentes de trabajo,

/ 9 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.