Prevención de riesgos laborales en oficinas

08 noviembre
172
Prevención de riesgos laborales en oficinas
/ 1 voto

En contra de lo que comúnmente pueda pensarse, los trabajos desempeñados en una oficina se encuentran muy lejos de estar libres de riesgos. De hecho, según estadísticas facilitadas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en el periodo de enero a agosto hubo más de 20.000 accidentes laborales relacionados con las actividades administrativas y servicios auxiliares.


estadísticas accidentes laborales

Fuente: http://www.empleo.gob.es/estadisticas/EAT/Welcome.htm

Estas estadísticas, que superan a las del mismo periodo de 2016, nos señalan la necesidad de un buen plan de prevención de riesgos, no sólo en lo relativo a los accidentes sino también a las enfermedades laborales. Este plan debe incluir un control óptimo de peligros, orden, limpieza y prácticas seguras de trabajo.


¿Cuáles son los principales riesgos laborales en oficinas y cómo se pueden prevenir?


  • Riesgo por caída

    • Caídas por prisas, descuidos, objetos obstaculizantes (papeleras, cables), suelos deslizantes o mojados y/o desniveles existentes, como por ejemplo tarimas. También incluiríamos el mal uso de las escaleras.

Medidas preventivas: Evitar correr en la oficina, mantener el suelo y el puesto de trabajo ordenado, limpio y despejado y evitar el uso de zapatos de tacón excesivamente altos.

  • Contusiones y golpes

    • Puertas de cristal no señalizadas, cajones y/o armarios entreabiertos, archivadores con exceso de material y peso, contactos con objetos punzantes y/o cortantes.

Medidas preventivas: Señalizar correctamente las puertas que tengan ciertas dificultades de ser vistas, cerrar correctamente los cajones y armarios, no sobrecargar los archivadores y utilizar anclajes a la pared para los estantes.

  • Riesgos eléctricos

    • Instalaciones eléctricas en mal estado (por ejemplo, ordenadores o ascensores), uso incorrecto o manipulación de la red, sobrecarga de aparatos eléctricos (enchufes, regletas, interruptores)

Medidas preventivas: Revisiones periódicas de las instalaciones eléctricas, llevadas a cabo por personal autorizado y evitar la sobrecarga de la red.

  • Riesgo de incendio

    • Instalaciones eléctricas en mal estado o sobrecargadas, cigarrillos encendidos o mal apagados, cortocircuitos derivados de dejar equipos encendidos fuera del horario laboral.

Medidas preventivas: No fumar en las oficinas, revisar periódicamente las instalaciones eléctricas, apagar correctamente todos los equipos al terminar la jornada, tener localizados los extintores y saber cómo se utilizan correctamente.

  • Riesgos psicosociales

    • Agentes que puedan alterar la salud, reducir la productividad y eleven las probabilidades de sufrir accidentes y enfermedades laborales. Estos son derivados de: factores ambientales, mala organización, conflictos laborales, turnos de trabajo extensos o directivas inflexibles.

Medidas preventivas: Fomentar el contacto social. facilitar una debida organización de las tareas que prevenga situaciones elevadas de estrés y realizar pausas regularmente para evitar la fatiga.

Consejos para minimizar riesgos en la oficina

  • Asegurar que la mesa de trabajo no se encuentre demasiado alta o baja, lo recomendable es una altura de unos 5 cm por encima de los codos.
  • A la hora de sentarse en la silla, los pies deben quedar firmes sobre el suelo o reposapiés y las rodillas a una altura ligeramente superior a la de las caderas. La espalda debe estar apoyada en el respaldo de la silla y los codos pegados al cuerpo mientras se está tecleando.
  • Se recomienda mantener una iluminación equilibrada entre la ambiental y la del monitor, evitando en la medida de lo posible reflejos de luces y ventanas. Si se precisa de pantalla anti-brillo, ésta debe estar fabricada de un material antireflectivo.
  • La distancia entre la pantalla y los ojos debe ser de 50-60 cm. Además, el borde superior de la pantalla debe quedar a la altura de los ojos, ni más alto ni más bajo para evitar fatiga y molestias en el cuello.
  • Si el trabajo requiere de concentración, lo ideal es que los elementos laborales (decoración, paredes, etc.) sean de colores claros para evitar la fatiga. Si es un trabajo mecánico y monótono, los colores motivantes incentivarán la productividad.
  • Se recomienda utilizar, siempre que sea posible, ventilación natural y adecuar la oficina con aire acondicionado y calefacción para hacer frente a las diferentes temperaturas extremas del año.


Los costes de ser autónomo

Los costes de ser autónomo

Si ya eres autónomo o estás valorando la opción de serlo este ebook te ayudará a conocer cuáles son los costes económicos y emocionales.

/ 1 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.