Prevención de riesgos laborales en talleres mecánicos

21 enero
2874
Prevención de riesgos laborales en talleres mecánicos
/ 7 votos

La Prevención de Riesgos Laborales es una disciplina a tener en cuenta en cualquier empresa, pero multiplica su importancia cuando el ambiente de trabajo, por sus condiciones, es más propenso a que en él se produzcan accidentes. Este es el caso de los talleres mecánicos, que por la presencia de máquinas y por el esfuerzo físico que deben realizar sus trabajadores (uso de fuerza, posturas exageradas, etc.) deben ser especialmente estrictos con las normas de seguridad.

Algunos de los riesgos laborales que pueden tener lugar en un taller mecánico son golpes, cortes, caídas de distinto nivel, quemaduras, ruidos, contactos eléctricos, aplastamientos, proyección de partículas, radiaciones no ionizantes, contactos con sustancias peligrosas o corrosivas, inhalación de vapores, sobreesfuerzos, incendios, explosiones o quemaduras.

Para evitar estos peligros, los talleres mecánicos deben cumplir una serie de condiciones en cuando a humedad, ventilación y ruido, establecidas en los siguientes decretos: Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, sobre lugares de trabajo; Real Decreto 286/2006, de 10 de marzo, sobre ruido y Real Decreto 485/1997, de 14 de abril, sobre señalización.

Además, deben establecerse una serie de protocolos de seguridad, siendo el mantenimiento diario del orden y la limpieza uno de los más efectivos.

Medidas de orden y limpieza

Los suelos deben estar limpios de vertidos (como el aceite o la gasolina) para evitar resbalones o la propagación de incendios. También hay que vigilar que no se acumule suciedad, polvo o restos metálicos en el puesto de trabajo y recoger; y guardar las herramientas en las zonas de almacenamiento pensadas para ello, ya que dejar el material por el suelo puede provocar accidentes y derramamiento de líquidos.

Hay que tener precaución para no sobrecargar las zonas de almacenaje, como baldas, estanterías y recipientes, y colocar cada desecho en el contenedor que corresponda.

La limpieza también debe ser extensible a las máquinas y a los equipos de trabajo, que deben mantenerse en buen estado. En caso de avería, debe avisarse a superior correspondiente y no intentar reparaciones si no estamos autorizados y formados para ello.

Por otro lado, las zonas de evacuación, escaleras y otras zonas de paso deben estar señalizadas y libres de obstáculos. Del mismo modo, no debe bloquearse el acceso a los elementos de lucha contra incendios, como extintores y mangueras.

Prevención de caídas

Más allá de las medidas ya vistas, se pueden colocar suelos o revestimientos antideslizantes, cubrir fosos, utilizar calzado antideslizante y colocar barandillas en escaleras y aberturas del piso.

Medidas para evitar cortes y golpes

Además de las medidas de orden, hay otra serie de acciones y procedimientos pensados para evitar que los empelados sufran cortes y golpes. Las estanterías o armarios de las herramientas deben estar ancladas a paredes o suelos y los objetos más pesados siempre se deben guardar en las baldas inferiores. También se deben señalizar las zonas en las que sobresalgan objetos o máquinas, asegurar una buena iluminación y seleccionar con cuidado las herramientas. Al mismo tiempo, deben generarse procedimientos de trabajo para evitar usos erróneos de la maquinaria, entrenar a los empleados y concienciarlos de los peligros de los despistes así como proporcionales elementos de protección personal. Del mismo modo, deben hacerse revisiones periódicas de los dispositivos de bloqueo.

Prevención de contactos eléctricos

Se debe revisar periódicamente la instalación eléctrica, no intervenir máquinas ni equipos de este tipo, secarse las manos antes de utilizar la maquinaria y no utilizar ningún elemento eléctrico en mal estado.

Prevención de incendios

Renueva periódicamente el aire, mantén las sustancias inflamables alejadas de las fuentes de calor, prohíbe fumar cerca de zonas de riesgo y evita generar electricidad estática por roce o, si no puedes, conecta a tierra los elementos que la retengan.

Sustancias peligrosas

Busca alternativas a las sustancias peligrosas que contengan activos menos agresivos. Mantén los recipientes cerrados y almacenados según el ambiente que especifique sus instrucciones de uso y ten localizables para todo el mundo las hojas de datos de seguridad. No olvides los elementos de protección (máscaras, guantes…) y establecer procedimientos de trabajo para que los empleados los cumplan.

Prevención de sobreesfuerzos

Utiliza equipos auxiliares para el movimiento de carga, respeta las cargas máximas según sexo y edad y posibilita cambios de postura para que los músculos y huesos no se resientan.

Guía para la prevención de riesgos laborales en Pymes

Guía para la prevención de riesgos laborales en Pymes

En el periodo de octubre de 2017 a septiembre de 2018 se produjeron en toda España 508.427 accidentes de trabajo,

/ 7 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.