Cómo hacer branding en redes sociales

04 septiembre
750
Cómo hacer branding en redes sociales
/ 9 votos

Pese a que todos estamos más o menos familiarizados con el nombre de branding, no es un concepto en el que se haya ahondado directamente en demasía. Sin embargo, el branding representa un eje fundamental sobre el que recae todo el peso de cualquier estrategia.

¿Qué es el branding?

Acorde con AEBRAND, la Asociación Española de Empresa de Branding, el concepto se define como “la gestión inteligible, estratégica y creativa de todos los elementos diferenciadores de la identidad de una marca y que contribuyen a la construcción de una promesa y de una experiencia de marca distintiva, relevante, completa y sostenible en el tiempo.”

Hablar de branding significa hablar de la creación de una identidad de marca basada en la comunicación, la imagen y la percepción. Podemos distinguir entre elementos tangibles, como, por ejemplo, el nombre, logotipo o color y elementos más etéreos como el tono con el que se comunica con el cliente.

El principal objetivo que se quiere conseguir mediante el branding es que el cliente tenga una visión sólida y positiva que derive en una fidelización y compromiso hacia nuestra empresa. Por ello, las redes sociales son el medio idóneo para lograr comunicarnos de una manera cohesionada.

Pautas para crear una estrategia de branding en redes sociales

  • Coherencia y consistencia en la información: lo primero y fundamental para generar una imagen de marca sólida sobre la que se asienten el resto de acciones de comunicación que llevemos a cabo, debe ser conseguir coherencia y consistencia en la información que mostramos. Las redes sociales se han convertido en uno de los canales más utilizados a la hora de buscar información sobre cualquier empresa, por esta razón, debemos preocuparnos por mostrar al usuario información actualizada y coherente en todas las redes sociales. En este sentido, lo primero que debe preocuparnos es que el nombre de nuestro negocio, la dirección y el número de teléfono sean correctos y el mismo en cada perfil social, si no, mostraremos una imagen poco seria y confundiremos al usuario, lo que echará por tierra nuestra estrategia de branding.

  • Informar sobre los beneficios de un producto no es suficiente; debemos comunicarnos con los usuarios más allá de los mensajes en sí mismos, transmitiendo la personalidad de la marca en todos ellos.

  • La diferenciación es crucial. Hay que tener en cuenta que tu marca ha de ser única, personal e intransferible, y ahí es donde residirá el éxito o fracaso de nuestra campaña de branding.

  • Es recomendable comenzar realizando un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) que nos oriente acerca de qué podríamos destacar o con qué debemos tener más cuidado.
    Se trata de resaltar nuestra marca de una manera honesta y transparente, vinculándola con una serie de valores que nos acerque al público objetivo.

  • Nuestra estrategia comunicativa tiene que ser integrada. Cada red social tiene sus particularidades, y no se trata de publicar lo mismo en todas ellas, sino de caminar en una misma línea para reflejar una personalidad única en todos los medios.
    Por ejemplo, Facebook Ads ofrece grandes posibilidades de alcance, tanto para aumentar visibilidad como para redirigir tráfico a nuestra web. Twitter, por otro lado, al ser la red inmediata por excelencia, tiene su punto fuerte en la viralidad y los mensajes cortos e impactantes.

  • Cuida la identidad visual, mediante la personalización de la cabecera, la imagen de fondo y los avatares con tu imagen de marca, que debe contener logos, tipografías y colores corporativos. Este punto está estrechamente ligado con el primero que comentábamos, ya que de nada servirá la identidad visual si la información que mostramos no es la correcta.

  • Presta atención al naming. Definir un buen nombre y las keywords que mejor representen a la marca es básico para el branding. Esto, además, te ayudará a establecer uno o varios hashtag corporativos que contribuyan a la asociación con la marca y perduren en el tiempo.

  • Premia la fidelización de tus clientes y seguidores, ya sea con un descuento o un regalo, además de hacerles saber el importante papel que juegan en la construcción de tu marca. No hay que olvidar que un cliente satisfecho es un cliente que vuelve.

  • Apuesta por relaciones de calidad que eleven tu reputación. Los usuarios confían más en empresas respaldadas por expertos y/o líderes de opinión. Dependiendo del público objetivo al que te dirijas, también contarían los famosos influencers, aunque es más habitual para aquellos sectores relacionados con la moda y/o tendencias.

  • Tu marca tiene que estar viva, con capacidad de evolución y adaptación a las necesidades del momento. Para ello, debemos monitorizar nuestra marca constantemente. Por ejemplo, imagina que cambias la dirección de tu negocio, si no tienes monitorizada la información que muestras en cada red, es probable que tardes en actualizar la información, lo que repercutirá en pérdida de oportunidades de venta.

BeeDIGITAL

Consigue la máxima visibilidad en internet y empieza a controlar tu presencia digital.

/ 9 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.