Cómo medir el ROI en redes sociales

03 abril
1597
Cómo medir el ROI en redes sociales
/ 5 votos

Las redes sociales no son únicamente un escaparate en el que tener presencia. Si estamos planteando realizar una correcta estrategia de ventas en redes sociales, es importante tener claro qué resultados hemos obtenido y saber interpretarlos.

Evidentemente, en el caso de haber realizado una inversión, la monitorización es clave para saber si la campaña ha sido rentable o no. Es natural que, llegados a este punto, nos surjan dudas acerca de qué debemos medir y cómo hacerlo.

El ROI (Return On Investment) nos permite cuantificar si una campaña ha sido rentable económicamente o no. Se trata de un porcentaje que calculamos en función de la inversión y los beneficios que obtenemos, para obtener el ratio de retorno de dicha inversión. La fórmula sería: ROI (%) = (Ganancias - Inversión) / Inversión.

Por ejemplo, si hemos invertido 500 euros y hemos obtenido 750 euros de ganancias, el cálculo sería (750-500)/500= 0.5. Si queremos conocer el porcentaje de beneficio, podemos multiplicar esta cifra por 100 y obtendríamos un 50% de beneficios.

De todos modos, el cálculo del ROI no se limita simplemente a esta operación. Además de la inversión monetaria, hay que tener en cuenta otra serie de factores que afectan a la hora de determinar si una campaña ha tenido resultados óptimos.

Aquí es donde entra en juego el concepto de KPI (Keys Performance Indicators). Se basa en el conjunto de métricas que nos ayudan a medir y cuantificar el rendimiento de una acción, en función de las metas y objetivos que fijemos. El análisis de cada uno de estos KPI nos ayudará a analizar nuestros resultados en Redes Sociales.

¿Cómo puedo medir las redes sociales?

Cada KPI que vamos a considerar a continuación puede ser analizado a través de varias vías: bien sea por el de la propia herramienta, por ejemplo, Facebook en su pestaña de “Estadísticas” o Twitter Analytics, o bien programas de análisis genérico por clientes y medios, como Google Analytics ,Hubspot o SEMRush. Los elementos a tener en cuenta son:

  • Las impresiones y el alcance

Estas cifras nos permiten ver cuántas veces hemos aparecido en el timeline de los usuarios con cada publicación. Es conveniente revisar las horas de mayor afluencia para maximizar tanto el alcance como las impresiones. En Facebook, por ejemplo, se realiza desde la pestaña “Estadísticas” y dentro de ésta, “Publicaciones”.

facebook insights

Fuente: Facebook Insights

Según este gráfico, convendría publicar a las 20:00 horas, pues es el momento en el que se concentra un mayor número de los usuarios.

  • Las interacciones

Dependiendo de nuestros objetivos y de qué red social estemos considerando, podemos decidir a cuál le damos más relevancia, aunque las más comunes son el número de comentarios y likes (o cualquier otra de las reacciones) en Facebook y los retweets y menciones en Twitter.

  • Engagement

Dentro del engagement podemos considerar varios aspectos. Uno de los fundamentales es el número de seguidores o fans que teníamos al inicio y al final de un período determinado. También podemos incluir el sumatorio de comentarios e interacciones, además de la viralización que se tenga cada contenido, como el número de veces que se ha compartido.

  • Tráfico

Podemos medir la procedencia de las visitas a una determinada landing page o web gracias a un rastreo. Mediante herramientas como URL Builder podemos crear una URL personalizada que posteriormente nos indicará, vía Google Analytics, el medio de origen de dicha visita. Es especialmente útil si estamos hablando de un e-commerce, ya que podremos identificar qué producto ha recibido más clics y a través de qué red o medio.

  • Menciones

Si has conseguido crear una comunidad en la que se hable de tu marca, ten en cuenta tanto las reacciones positivas como negativas para identificar qué funciona mejor y qué problemas pueden presentarse que necesiten una solución.

  • Tasa de rebote y de conversión

La tasa de rebote mide el número de visitas que visualizan una sola página web entre el número total de visitas. El resultado es el porcentaje de visitas que abandonan a los pocos segundos. Si los usuarios son redirigidos a una landing page o web pero abandonan, quizá deberás plantearte un cambio.

La tasa de conversión, por otro lado, mide el porcentaje que se obtiene de leads en relación al número de visitas total.

  • CPC O PPC (Coste o Precio por Clic)

Se basa en la medición entre lo que nos cuesta cada clic de un usuario en un anuncio determinado, entre el número de clics totales. Si el usuario no hace clic, no repercute coste, independientemente del número de impresiones. Hay que tener en cuenta que este coste puede variar dependiendo de la región, por ejemplo, la keyword “cerrajeros” puede costar hasta 15 o 20 veces más por clic en Madrid que en Cuenca.

  • CTR (Número de clics/Número de impresiones x100)

Este porcentaje mide la frecuencia con la que los usuarios que ven tus anuncios acaban haciendo clic en ellos. Es clave para medir el rendimiento de keywords y anuncios. Por ejemplo, si tu anuncio ha tenido 5 clics y 1000 impresiones, tu CTR sería igual a 0,5%. A mayor cifra, mayor relevancia y utilidad que los usuarios otorgan de tu anuncio.

Lo más importante de cara a la medición de éxito de una campaña es el análisis y la monitorización. De todos modos, cabe recordar que no todas las herramientas proporcionan datos exactos, por lo que siempre es recomendable probar y establecer cuál de ellas te proporciona información más precisa acorde a tus objetivos.


¿Debería tener mi empresa presencia digital?

¿Debería tener mi empresa presencia digital?

Descubre la importancia de que tu empresa tenga presencia digital para llevar a cabo una buena comunicación online

/ 5 votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.