Design Thinking: qué es, fases y metodología

12 March
1905
Design Thinking: qué es, fases y metodología
/ 0 votos
  1. ¿Qué es Design Thinking?
  2. ¿Cuáles son las características del Design Thinking?
  3. ¿Cómo se puede impulsar el Design Thinking en la empresa?
  4. Ventajas de usar el Design Thinking
  5. Fases del Design Thinking


Diferentes transformaciones a nivel tecnológico están requiriendo de las empresas la generación de nuevas culturas corporativas y nuevos métodos para resolver problemas. El Design Thinking supone una de las respuestas que muchas empresas están aplicando para ajustarse a este nuevo paradigma.

¿Qué es Design Thinking?

El término Design Thinking (o pensamiento de diseño) se utiliza para nombrar ciertos procesos cognitivos y estratégicos empleados para resolver un problema de forma creativa.

Así, consiste en analizar las posibilidades alrededor de un problema teniendo en cuenta tres variables: la tecnología disponible para generar una solución, la viabilidad económica de la misma y la generación de valor para los usuarios.

En los años 60, la investigación de la Universidad de Stanford emplea el Design Thinking para el diseño creativo de productos. En la actualidad, este uso se ha amplificado: el sistema se aplica hoy para mejorar otras áreas como la experiencia del cliente o la generación de modelos de negocio creativos, entre otros.

¿Cuáles son las características de Design Thinking?

  • Un sistema de resolución de problemas centrado en el usuario. Para aplicar el Design Thinking, es vital analizar las necesidades del usuario o cliente, además de involucrarlo en el testeo de la solución.
  • Innovación. Esta táctica permite descubrir oportunidades de forma creativa que hasta ahora permanecían ocultas.
  • Orientada a la práctica. La metodología se encamina a avanzar de forma constante y rápida, a través del testeo de prototipos. Se trata de generar modelos no definitivos, que se vayan ajustando al comportamiento del usuario y sus necesidades, incorporando cambios a medida que se va recibiendo el feedback.

¿Cómo se puede impulsar el Design Thinking en la empresa?

El Design Thinking puede aplicarse en empresas de cualquier tamaño, pero resulta especialmente útil para empresas pequeñas y medianas, donde la optimización de recursos es esencial.

La implementación del Design Thinking en una empresa supone un cambio de mentalidad y cultura empresarial, en el que se decide que el usuario y su experiencia van a ser los pilares de todos los procesos. Así, al igual que con las claves para la transformación digital de una empresa, se trata de poner a las personas primero.

En este sentido, su aplicación puede ir unida a la generación del liderazgo situacional, donde el líder es capaz de impulsar a cada miembro del equipo de forma personalizada hacia el logro de un objetivo común (en este caso, la implementación del Design Thinking).

Ventajas de usar el Design Thinking

  • Genera nuevas oportunidades de negocio. En lugar de observar problemas, el Design Thinking los convierte en oportunidades de mejora.
  • Reduce los riesgos en los procesos de innovación. Al centrarse en el usuario y aplicar su feedback directamente, utiliza datos reales para generar soluciones creativas.
  • Implementa un proceso de mejora continua y crecimiento. Según estadísticas publicadas por Adobe, las compañías que implementan procesos creativos como éste acceden a una cuota de mercado 1,5 veces más grande.
  • Impulsa el trabajo en equipo. The New Parsons School asegura que el 71% de las organizaciones que han puesto en práctica procesos de Design Thinking han mejorado su cultura de trabajo en equipo.

Fases del Design Thinking

Empatizar

En primer lugar, se debe realizar un ejercicio para comprender a los usuarios y clientes de forma profunda, también a nivel psicológico y emocional. Así, algunos de los análisis que pueden funcionar son explorar el por qué un cliente decide no comprar un producto o qué problemas pueden aparecer tras adquirirlo.

Definir

Gracias al análisis anterior, es posible definir cuáles son las necesidades de los usuarios y qué obstáculos pueden están encontrando. También pueden hacerse encuestas para obtener la opinión de los usuarios.

Idear

En esta fase del proyecto, se valora que aparezcan múltiples opciones para solucionar el problema establecido. Así, es necesario impulsar un proceso de brainstorming donde las ideas no sean valoradas o juzgadas aún.

Prototipar

Llega el momento de generar un modelo de implementación de las ideas más potentes que hayan aparecido en la fase anterior. Este prototipo puede ser virtual o físico, pero siempre debe ser simple y su generación no consumir demasiados recursos, de modo que se favorezca la rapidez.

Testear e implementar

El prototipo generado se introduce en el mercado, con el objetivo de observar su funcionamiento, analizar sus ventajas y aprender de los inconvenientes. Se inicia así un proceso de mejora, donde algunas ideas serán desechadas y otras confirmadas gracias al feedback del cliente real. De este modo, las decisiones de centran en la experiencia del usuario.


Desarrolla tu estrategia en directorios impresos y consigue más clientes

Desarrolla tu estrategia en directorios impresos y consigue más clientes

Los directorios impresos brindan a las pymes la oportunidad de posicionarse frente a la competencia.

/ 0 votos votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

esquinaFin
esquina

COMENTARIOS

esquinaFin
© Páginas Amarillas Soluciones Digitales, S.A.U. Todos los derechos reservados.