Historia y evolución del reconocimiento facial

27 November
228
Historia y evolución del reconocimiento facial
/ 1 voto

La tecnología que hace posible el reconocimiento facial ha pasado por diferentes etapas: desde pertenecer al reino de la ciencia ficción a ser temida como herramienta de control. Hoy en día, está presente en innumerables aplicaciones con fines muy diversos y tiene usos muy interesantes para las empresas.

Los inicios del reconocimiento facial

Puede considerarse a Woodrow Wilson Bledsoe como el pionero de esta tecnología, ya que en 1960 trabajó en un sistema para clasificar los rasgos del rostro humano a través de la tabla RAND. Este sistema utilizaba un lápiz óptico y unas coordenadas para situar los ojos, la nariz o la boca de las personas de forma precisa, pero era un procedimiento todavía muy manual.

Una década después llegarían Goldstein, Harmon y Lesk, que detallaron estas características faciales e iniciaron la mejora hacia la precisión del reconocimiento facial. Más adelante, a finales de los años 80, se aplica el álgebra lineal, gracias a Sirovich y Kirby.

Ya en 1991, Turk y Pentland desarrollan la tecnología capaz de detectar un rostro humano dentro de una fotografía, abriendo paso al reconocimiento facial automático.

Poco a poco, el reconocimiento facial se fue haciendo un hueco en las aplicaciones de seguridad, en particular aquellas concernientes al Estado. En 2001, nace el Viola-Jones Object Detection Framework, que propone algoritmos para detectar objetos dentro de imágenes, y que enseguida fue utilizado para la detección de rostros de forma exitosa. En la década actual, aparecen los Convolutional Neural Networks, que hasta hoy suponen el mejor modo de detectar rostros, haciendo uso de sistemas muy potentes capaces de almacenar información en la nube.

No es hasta 2010 cuando esta tecnología llega al gran público a través de Facebook. Conforme el público general ha conocido esta tecnología, se ha convertido en una cuestión controvertida, pues muchos ciudadanos y medios de comunicación cuestionan la privacidad de sistemas de este tipo. Intentando rebajar esta polémica, Facebook anunció en septiembre de 2019 que elimina la utilización de reconocimiento facial por defecto, permitiendo a sus usuarios decidir si desean utilizarla o no.

Las aplicaciones del reconocimiento facial hoy en día

A día de hoy, la expresión reconocimiento facial alude a la parte de la Inteligencia Artificial que permite detectar e identificar rostros humanos.

Las empresas son las principales impulsoras de este tipo de cambio, constituyendo uno de las posibles transformaciones para adaptarse a la 4ª revolución industrial. Algunas de los sectores que están tomando la iniciativa al aplicar esta tecnología incluyen:

-Seguridad. Gobiernos y aeropuertos están haciendo uso de esta tecnología. En EEUU, algunas agencias de seguridad ya utilizan sistemas de reconocimiento facial móvil para identificar a personas que no quieren proporcionar su documentación.

Por otro lado, la industria de la telefonía móvil utiliza el reconocimiento facial como un nuevo modo de autenticación, permitiendo prescindir de las contraseñas.

-Entretenimiento. Aplicaciones como Snapchat o FaceApp utilizan el reconocimiento facial para ofrecer filtros divertidos a sus usuarios.

-Comercio. Los sistemas de reconocimiento facial permitirán efectuar pagos seguros. De hecho, ya hay varios programas pilotos al respecto, como el de la EMT para pagar en los autobuses municipales de Madrid.

-En marketing, se utiliza para hacer mediciones. Así, es posible hacer seguimiento y registrar las reacciones de los consumidores dentro de una tienda. Sabiendo qué productos se paran a observar, o registrando sus recorridos, podemos enviarles ofertas personalizadas de aquellos productos que han despertado su interés o incluso perfeccionar el ‘visual merchandising’ del comercio.

En cualquier caso, el reconocimiento facial aún despierta sentimientos encontrados y controversia entre el público general. El único modo de utilizarlo de forma ética para las empresas tendrá que partir de las prácticas transparentes que respeten la privacidad de sus clientes.

Alcanza la máxima rentabilidad de tu negocio con Google AdWords

Alcanza la máxima rentabilidad de tu negocio con Google AdWords

Si necesitas un guía fácil y sencilla para dominar la gestión de tus campañas en Google, te presentamos nuestro ebook gratuito.

/ 1 voto votos
esquina

MÁS ARTÍCULOS

esquinaFin
esquina

COMENTARIOS

esquinaFin